Actriz porno demanda a Trump por acuerdo de confidencialidad

actriz

Una actriz porno que afirma haber tenido relaciones sexuales con Donald Trump antes de que fuera presidente ha iniciado una demanda para invalidar un acuerdo de confidencialidad que firmó días antes de las elecciones presidenciales de 2016, el cual le impide hacer declaraciones sobre esos presuntos encuentros íntimos.

Michael Avenatti, un abogado de una estrella porno, dijo este miércoles que ella quiere invalidar el acuerdo de confidencialidad “para dejar las cosas claras”.

El abogado habló en entrevistas para los noticieros matutinos del miércoles en nombre de su cliente, Stormy Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford. Dijo a la NBC que no había “ninguna duda” de que Trump sabía del acuerdo firmado días antes de las elecciones presidenciales de 2016, aunque no ofreció ninguna prueba.

En la demanda, presentada ante la Corte Superior del condado Los Ángeles, se afirma que el acuerdo “está viciado de nulidad y es irrelevante” porque Trump no lo firmó personalmente.

stormy___afp.jpg_372884823

La actriz dijo que desea hacer públicos los detalles de su supuesta relación sexual con Trump de las semanas previas a los comicios, según la demanda. Clifford y Michael Cohen, abogado de Trump, firmaron el acuerdo de confidencialidad el 28 de octubre de 2016.

Clifford afirma que ella comenzó una “relación íntima” con Trump en 2006 y continuó “hasta bien entrado el año 2007”, según la demanda. La relación incluyó encuentros en Lake Tahoe, Nevada y Beverly Hills, California, afirmó.

Trump se casó en 2005 con su actual esposa, Melania Trump.

Clifford ha afirmado que tuvo sexo en una ocasión con Trump y después sostuvo una relación platónica durante varios años. La actriz también rechazó mediante un abogado que ambos hubieran tenido un amorío. Cohen ha negado que alguna vez hubiera existido esa aventura.

Cohen afirma que pagó de su bolsillo 130,000 dólares a la actriz porno como parte del acuerdo. También dijo que “ni la Organización Trump ni el equipo de campaña de Trump fue parte de la transacción con la señorita Clifford y tampoco se me reembolsó el pago en forma directa o indirecta”.

donald-trump

La demanda dice que el “acuerdo mordaza” es legalmente inválido porque los únicos firmantes son Clifford y Cohen. El acuerdo nombra a Trump como David Dennison y a Clifford como Peggy Peterson, pero un documento adjunto revela sus identidades.

También se alega que Trump y Cohen “buscaron agresivamente acallar a Ms. Clifford como parte de un esfuerzo para evitar que diga la verdad y así ayudar a asegurar que él ganaba la Elección Presidencial”.

“Para ser claros, los intentos de intimidar a Ms. Clifford para ‘hacerla callar’ con el fon de ‘proteger al señor Trump’ continúan sin desmayo”, dice la demanda. Clifford alega que la semana pasada el abogado de Trump trató de iniciar un arbitraje en su contra.

Ni Cohen ni la Casa Blanca respondieron de inmediato a los pedidos de declaraciones.

NBC News tuvo la primicia de la demanda.

El Economista

(1861)