Admite Barrales que violó los estatutos del PRD

barrales

La presidenta nacional del Partido del Revolución Democrática, Alejandra Barrales, aceptó ante la Comisión Nacional Jurisdiccional de su partido que sí violó los estatutos perredistas al ocupar simultáneamente la presidencia nacional y un escaño en el Senado de la República, pero que lo hizo por el bien de éste.

La líder nacional del sol azteca fue denunciada ante la Comisión Jurisdiccional hace unos meses y, como parte del procedimiento abierto en su contra, ayer estaba citada para comparecer ante ese órgano, aunque finalmente envió a un personero que simplemente entregó un documento con sus alegatos.

58c318bf2025d

En este documento, del que El Financiero tiene copia, Barrales esgrime tres razones por las cuales ha ejercido simultáneamente los dos encargos, pese a que el Artículo 111 del Estatuto lo prohíbe expresamente.

La primera razón que señala es que “el artículo 111 es anticonstitucional, ya que ni la Carta Magna ni las leyes reglamentarias en materia electoral existe la prohibición de que un dirigente partidista pueda ser senador o diputado”.

El segundo alegato de Barrales del porqué el ejercicio de dos encargos se refiere a la situación por la que, en el momento en que decidió regresar a ocupar su escaño, atravesaba la fracción parlamentaria de su partido.

2134_alejandra-barrales_620x350

Así, Barrales apunta que “se tomó la resolución urgente y se concluyó que, al ser la suscrita senadora de la República y ver el desequilibrio de fuerzas dentro de nuestro grupo parlamentario, se hacía fundamental mi presencia como senadora a efecto de dar cauce a la crisis y asegurar el control y la existencia del grupo parlamentario”.

Finalmente Barrales expone la causa por la que decidió no renunciar a la presidencia del PRD, al señalar que “tan fue correcta y acertada la decisión tomada, que se cuenta con un grupo parlamentario estable en el Senado de la República y no se generó una crisis al interior del partido”.

El Financiero

(517)