Arriola se comprometa a acabar con la falta de agua en Iztapalapa

candidatos

Mikel Arriola,  candidato del PRI a la jefatura de Gobierno de la CDMX presentó este lunes su estrategia integral para la atención del manejo sustentable y cuidado del agua, en la que se comprometió a que los habitantes de Iztapalapa tendrán agua corriente todos los días.

El candidato priista advirtió que acabara con el negocio de pipas de los delegados de Morena y el PRD, cuyos gobiernos no han sido capaces de garantizar el suministro de agua constante y suficiente.
Además, denunció que Iztapalapa es la demarcación más castigada por el desabasto. En 2017 registró más de ocho ml 072 solicitudes de agua en pipa.

Para combatir esta situación indicó que requerirá de una inversión de 20 mil millones de pesos que contempla la reducción de fugas, garantía de abasto del líquido y “pasar de la escasez a la abundancia en recursos hídricos”.
Detalló que la estrategia integral de atención para el manejo sustentable y cuidado del agua se basa en tres ejes: maximizar las fuentes de agua actuales, encontrar nuevas fuentes de agua y garantizar agua para las siguientes generaciones.

Por su parte, la candidata de la coalición Juntos Haremos Historia a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, manifestó que su participación en el debate de mañana será de propuestas para transformar la capital del país, aunque no descartó ser blanco de ataques por sus contrincantes al cargo.

th

Entrevistada luego de anunciar que la Unión de Colonias Populares, organización que estaba afiliada al Partido de la Revolución Democrática, se sumó a Morena tanto en el ámbito nacional como en el local, afirmó que el Partido Revolucionario Institucional y los que forman el frente tienen la misma forma de hacer política, que no ha dado resultados en el país y la ciudad, y lo que la ciudadanía quiere es un proyecto que rescate a la ciudad y la reconstruya con innovación.

La ex jefa delegacional de Tlalpan señaló también que interpondrán todas las denuncias por compra de votos ante los institutos y tribunales electorales nacionales y locales, pero sobre todo, dijo, “vamos a hacer mucha conciencia en la gente de que no venda su voto; la gente en la Ciudad de México tiene conciencia y a eso es a lo que nosotros apostamos”.

Se pronunció porque el debate de este miércoles sea de altura, pues, señaló, los ciudadanos quieren escuchar propuestas, por lo que, apuntó, eso es lo que llevará a dicho ejercicio, para tener una ciudad con menos desigualdad, con acceso a la educación, al agua, a los derechos, que son la esencia de su proyecto.

Excélsior

(277)