Aumenta al doble población de adultos mayores en Nuevo León

La tasa de crecimiento de adultos mayores en Nuevo León entre 1990 y 2010 se incrementó al doble que la población en general y para el 2030, este grupo alcanzaría al 16.6 por ciento de todos los habitantes en la entidad, reveló el INEGI.

En las estadísticas a Propósito del Día Internacional de las Personas de Edad, a celebrarse el 1 de octubre, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) resaltó que las mujeres tienden a vivir más que los hombres, por su mayor resistencia a las enfermedades.

Para Nuevo León, informó, entre 1990 y 2010, la población en su conjunto se incrementó a una tasa promedio anual de 2.1 por ciento, en tanto que la tasa de crecimiento de adultos mayores -personas de 60 años y más- fue de cuatro por ciento.

Dicha población de adultos pasó de 188 mil 520 personas a 407 mil 278 personas en dicho periodo y su proporción, respecto a la población total creció de 6.1 por ciento a 8.8 por ciento.

Este proceso de envejecimiento demográfico estatal, se observa sintetizado, a través de la pirámide de la población, ya que en 2010 la base es más angosta que en 1990, debido a que la proporción de niños y jóvenes es menor, indicó.

En el primer grupo -niños menores de 15 años-, la participación porcentual pasa de 34.1 por ciento a 27.5 por ciento, en tanto que la de jóvenes -entre 15 a 29 años- disminuye de 32.3 por ciento a 26 por ciento.

A su vez, destacó que, el porcentaje de la población de 30 a 59 años aumentó de 27.6 por ciento a 37.7 por ciento, mientras que la de 60 años y más, pasó de seis por ciento a 8.8 por ciento.

Puntualizó que la proporción de esta última, continuará aumentando según el Consejo Nacional de Población (Conapo), durante todo el primer tercio del siglo 21 hasta alcanzar 16.6 por ciento de la población total en 2030.

Refirió que el envejecimiento, es un proceso que marca la pérdida gradual en las capacidades motrices y cognoscitivas de la persona y, en función de estas pérdidas es que se estructuran diversas etapas de desarrollo al interior de la vejez.

La prevejez, explicó, se ubica entre 60 a 64 años; vejez funcional de 65 a 74 años; vejez plena de 75 años a 79 años, y vejez avanzada de 80 años y más.

A medida que avanza la edad, el monto de población es menor y la mayor sobrevivencia femenina, provoca que el número de mujeres en etapas de vejez más avanzada supere al de los hombres, abundó.

Mencionó que datos censales de 2010 en el estado, indican que en la etapa de prevejez hay 91 hombres por cada 100 mujeres y disminuye a 72 en la etapa de vejez avanzada.

Datos de la Secretaría de Salud (SS) muestran para Nuevo León, que en 2010, entre las enfermedades de seguimiento epidemiológico, la principal afección de tipo infeccioso en la población adulta mayor son las respiratorias agudas.

Estos padecimientos afectan a 2 mil 712 de cada 10 mil personas, de 60 a 64 años y dos mil 247.1 personas entre las de 65 años y más.

Por otra parte, resaltó que, entre las principales enfermedades de tipo crónico que afectan a la población de 60 a 64 años están: la hipertensión arterial y la diabetes mellitus no insulinodependiente Tipo II.

De acuerdo con esa dependencia, para el estado, en 2010, la principal causa de egreso hospitalario entre la población de 65 años y más, fueron las enfermedades cardiovasculares, con una tasa de 264.1 por cada 10 mil habitantes del mismo grupo de edad.

Le siguen las enfermedades digestivas y las del sistema genitourinario, con tasas de 164.6 y 144.8 por cada 10 mil personas de 65 años y más, respectivamente.

Por sexo, se observa que los padecimientos crónico degenerativos afectan tanto a hombres como a mujeres.

Los hombres de 65 años y más ingresan principalmente por los cardiovasculares, seguido por los digestivos y del sistema genitourinario, expresó.

Refirió que para las mujeres de 65 años o más, también los males cardiovasculares son la principal causa de ingreso hospitalario, seguida por los digestivos y los del sistema genitourinario.

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en el segundo trimestre de 2012, en esta entidad, el 30 por ciento de los adultos mayores realizaron una actividad económica o buscaron trabajo.

De éstos, apuntó, un 95.4 por ciento estuvieron ocupados y 4.6 por ciento, desocupados.

Por grupos de edad, precisa en los adultos mayores de 60 a 64 años, la tasa específica de participación económica es 44 por ciento, en tanto que para 75 años y más, es de 12.5 por ciento.

 

Fuente: notimex

 

(0)