Aumenta Financiera Rural colocación de créditos

La Financiera Rural aumentó el monto de colocación de créditos en el sector rural del país durante 2011, a pesar de las contingencias climáticas como las heladas y la sequía, al colocar recursos por casi 24 mil millones de pesos, lo que representó un crecimiento de 9.1 por ciento con respecto a 2010.

En entrevista, el titular del organismo, Gustavo Merino Juárez, destacó que ese aumento en la colocación de créditos es positivo teniendo en cuenta las afectaciones climáticas que se dieron desde principios de 2011 con la helada que afectó el norte del país.

El funcionario federal señaló que desde 2003, cuando inicia operaciones la Financiera Rural, se tiene una colocación histórica de financiamiento por el orden de los 149 mil millones de pesos.

En 2011 se contabilizaron créditos a más de 11 mil clientes directos, en general pequeños productores, y el resto fue para clientes indirectos, entre todo tipo de empresas de intermediación financiera, por lo que en conjunto ya se atiende a 280 mil clientes.

En este caso, refirió que 65 por ciento de los créditos se otorgaron directamente a actividades agropecuarias, ocho por ciento a proyectos industriales, incluyendo la agroindustria y el resto fue a comercio y a servicios, turismo y artesanías, entre otros rubros que son necesarios para el desarrollo de la economía rural.

La Financiera Rural, dijo, “puso énfasis especial en promover créditos que promovieran la capitalización del medio rural y se incrementó en 25 por ciento real el financiamiento en inversión en activos productivos, lo que representó casi cuatro mil millones de pesos”, esto es 17 por ciento de la colocación total.

Lo anterior, porque se entiende que la capitalización es un factor determinante para elevar la productividad del medio rural, destacó.

Refirió que como parte de las manifestaciones del cambio climático, se han suscitado fenómenos que impactan en la capacidad productiva del campo, y Financiera Rural cuenta con los instrumentos para reaccionar ante este tipo de fenómenos de manera inmediata.

En el caso de las heladas en Sinaloa, recordó, se resembraron más de 130 mil hectáreas de maíz y otros cultivos, otorgando financiamiento por 874 millones de pesos a los productores afectados, y se tuvo éxito al recuperar casi el ciento por ciento de los créditos otorgados.

Además, el esquema de Finayuda, programa que reduce las tasas de interés, también se ha aplicado a los afectados por diversas contingencias, además de que está disponible para los que lo soliciten como los productores que fueron afectados por las recientes heladas también en Sinaloa que han sido muy pocos.

Para 2012 se espera un año complicado por la sequía, debido a que los reportes del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) pronostican que seguirá por varios meses y la falta de lluvia afecta la agricultura y la ganadería.

Sin embargo, Merino señaló que el organismo a su cargo está reservando un fondo de 100 millones de pesos para desastres, pero eso puede ser movible, ya que en 2011 el gobierno federal tuvo que otorgar fondos adicionales para poder salir con la tasa preferencial para apoyar la resiembra.

Fuente: Notimex

(13)