Condena gobierno británico ataque a su embajada en Buenos Aires

El gobierno británico condenó hoy la violencia perpetrada por manifestantes que arrojaron piedras, botellas y cócteles molotov contra su embajada en Buenos Aires durante el 30 aniversario del inicio de la Guerra de las Malvinas.
 
El Ministerio británico de Asuntos Exteriores condenó la acción de un grupo minoritario y pidió al gobierno argentino que cumpla con sus obligaciones internacionales sobre la protección de los edificios diplomáticos.
 
“En virtud de la Convención de Viena, todos los Estados están obligados a facilitar una protección adecuada a las misiones diplomáticas extranjeras”, recordó el ministerio en un comunicado divulgado por el diario británico The Guardian.
 
El ministerio manifestó su confianza de que el gobierno argentino siga cumpliendo con esas obligaciones en virtud de la Convención de Viena y aplique la ley contra cualquier manifestante que participe en actos criminales.
 
Los incidentes se produjeron anoche cuando miembros de organizaciones radicales, que participaban en una marcha de protesta contra Reino Unido, arrojaron piedras y bombas molotov contra las fuerzas de seguridad que custodiaban la embajada británica en Buenos Aires.
 
La policía argentina repelió la agresión de esos grupos con balas de goma, gases lacrimógenos y cañones de agua, según imágenes de televisión.
 
Tanto Argentina como Reino Unido recordaron la víspera el 30 aniversario del inicio de la guerra por la soberanía de las islas Malvinas, con diversos servicios religiosos y homenajes a los caídos en ese conflicto bélico.
 
El primer ministro británico, David Cameron, destacó el “heroísmo” de los militares de su país y denunció “el acto de agresión” cometido por Argentina hace 30 años, destinado -según él- a “robar la libertad” de los habitantes de las islas Malvinas.
 
En tanto, la presidenta argentina, Cristina Kirchner, pidió un “diálogo” para discutir con Londres la cuestión de la soberanía, respetando el interés de los isleños.
 
Argentina reclama la soberanía de las islas Malvinas y otras islas australes desde enero de 1833, cuando fueron ocupadas por las tropas británicas que desalojaron a pobladores argentinos.
 
El 2 de abril de 1982 inició la guerra de las Malvinas entre Argentina y Reino Unido, conflicto que se extendió hasta 14 de junio de ese mismo año con la rendición argentina y la muerte de 649 soldados argentinos, 255 militares británicos y tres isleños.
 
Fuente: Notimex

(1)