Identifican 41 nuevos genes que influyen en la inteligencia

genes

En un avance significativo en el estudio de nuestras capacidades mentales, un equipo de científicos europeos y estadounidenses anuncia la identificación de 41 genes nuevos relacionados con la inteligencia. Se trata, sin duda, del mayor estudio genómico sobre las bases de la inteligencia hasta la fecha pues se ha examinado el genoma de 78.000 personas en un total de 13 estudios anteriores.

Si bien es cierto que estos genes no determinan por sí solos la inteligencia, los investigadores sugieren que su influencia combinada es minúscula, por lo que es probable que miles de genes más estén involucrados esperando aún ser descubiertos.

Sin embargo, este descubrimiento podría permitir el inicio de nuevos experimentos sobre las bases biológicas del razonamiento y de la resolución de problemas, o incluso ayudar a los investigadores a determinar qué intervenciones serían más efectivas para los niños con problemas de aprendizaje. Ya que, por ejemplo, también encontraron una conexión sorprendente entre la inteligencia y el autismo que podría ayudar a arrojar luz sobre los orígenes de este trastorno.

En conjunto, el nuevo lote de “genes inteligentes” representó el 20% de los resultados de las pruebas de cociente intelectual entre decenas de miles de personas examinadas. “Por primera vez, pudimos detectar una cantidad sustancial de efectos genéticos en el coeficiente intelectual”, expuso Danielle Posthuma, líder del trabajo.

La mayoría de las variantes genéticas recién descubiertas vinculadas a un cociente intelectual alto desempeñan un papel clave en la regulación del desarrollo celular del cerebro, especialmente en la diferenciación neuronal y la formación de pasarelas de información neural que conocemos como sinapsis.

Para contrastar los resultados, los investigadores verificaron por separado las 13 bases de datos empleadas, en las que cada una de ellas había utilizado pruebas de CI ligeramente diferentes, con las 52 variantes genéticas descubiertas, para ver si el enfrentamiento combinado entre inteligencia y perfil genético se mantenía. Y así fue. Estadísticamente, a mayor inteligencia, también mayor circunferencia de la cabeza en la infancia, mayor altura corporal o mayor probabilidad de dejar de fumar.

Se han detectado, por tanto, 52 de los genes más importantes relacionados con la inteligencia, pero hay muchos, muchos más, aún por descubrir.

El estudio ha sido publicado en la revista Nature Genetics.

Revista Muy Interesante

(152)