Llama Ebrard a jóvenes a defender sus convicciones


 Al conmomorar el 44 aniversario del movimiento estudiantil del 2 de ocutbre de 1968, el jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Marcelo Ebrard, llamó a los jóvenes a no sentirse “descorazonados” ni perder las convicciones.

Acompañado de integrantes del Comité 68 y de la escritora Elena Poniatowska, en el Museo de la Ciudad de México subrayó que se deben defender las convicciones, “porque los jóvenes del 68 nos demostraron que cuando se tiene la razón, finalmente se va a triunfar”.

Dijo que sin ese movimiento “jamás el Distrito Federal habría tenido un gobierno propio, no habríamos tenido elecciones, no habría llegado el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas a la Jefatura de Gobierno en 1997, no podríamos hoy visitar el Zócalo cuando se nos venga en gana”.

Añadió que no se podría haber tenido “la experiencia lúdica que podemos tener en nuestro Zócalo, sea una protesta, un concierto, un baile, sea una marcha, y reiteró que la Plaza de la Constitución, es el espacio de la libertad, pero lo ganaron los jóvenes en aquel año del 68”, puntualizó.

En ese sentido, calificó de “hechos dinosáuricos” algunas propuestas hechas por integrantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados hace un año, como imponer al Zócalo capitalino un uso solemne.

“Lo digo porque eso está vivo, ese hecho dinosáurico ahí está”, dijo al cuestionar la posibilidad de que “todo mundo pida permiso (para ocupar la plancha del Zócalo), que no haya marchas, no haya teatro, no haya pistas (de patinaje), que no venga (Spencer) Tunick a tomar fotos de desnudos, que no haya libertad”.

El mandatario capitalino aseveró que para el futuro “tenemos enfrente una inmensa coalición conservadora de nuevo” y llamó a no sentirse “descorazonado” ni perder las convicciones.

Durante el acto, Ebrard Casaubon habló del autoritarismo del ex presidente Gustavo Díaz Ordaz, de quien dijo, era “impresionante”, pues “se le hizo muy fácil a él y a sus aliados suponer que con esa masacre iban a impedir el avance de las causas que aquellos jóvenes estaban defendiendo” el 2 de octubre de 1968.

“Resulta que 44 años después le podemos decir a Díaz Ordaz: estaban equivocados y los jóvenes triunfaron y hoy tenemos libertad y una inmensa gratitud con ellos, pues nos demostraron que tenían razón”, aunque enfrentaron condiciones adversas, el autoritarismo fracasó, puntualizó.

 

Fuente: notimex

 

(2)