Luchan ex soldados de las Malvinas por pensiones en Argentina

Cientos de ex soldados argentinos que fueron convocados a la Guerra de Malvinas, pero que nunca entraron en combate, anunciaron hoy que reforzarán sus protestas para que el Estado les otorgue pensiones y reconocimientos.
 
Los ex conscriptos aprovecharán el clima de “malvinización” que se vive en este país sudamericano ante la cercanía del 30 aniversario de la guerra que Argentina comenzó el 2 de abril de 1982 y que perdió dos meses y medio más tarde ante Reino Unido.
 
Aunque se calcula que en provincias hay cientos de ex soldados a los que se les niegan pensiones de guerra, el grupo más combativo se encuentra desde hace años en un plantón permanente frente a la presidencial Casa Rosada, en el centro de esta capital.
 
Se trata de la Asociación Civil Bonaerense de ex Soldados por Malvinas, la cual intensificó sus protestas desde febrero pasado con un bloque en la principal avenida de Buenos Aires, aunque la movilización fue desalojada con un violento operativo policiaco.
 
Este grupo ya solicitó al Congreso la aprobación de una ley que reconozca su derecho a una reivindicación histórica y una pensión menor a la que perciben los soldados que sí combatieron en las Islas Malvinas.
 
Los inconformes formaron parte de los soldados convocados por la dictadura militar para pelear en las islas e incluso fueron trasladados a la patagónica provincia de Tierra del Fuego, la cual sirvió como base castrense durante la guerra.
 
Múltiples contingentes de conscriptos nunca abandonaron el continente ni enfrentaron al Ejército de Reino Unido, por lo cual el gobierno argentino considera que no pueden aspirar a los mismos derechos que los soldados que sí combatieron.
 
“El Estado mantiene un reconocimiento moral y económico hacia los ex combatientes que pelearon en Malvinas, que son alrededor de 21 mil y reciben tres pensiones mínimas”, explicó el ministro del Interior, Florencio Randazzo.
 
El vocero de los ex soldados, Osvaldo Arrembire, advirtió por su parte que “van a tener que reprimirnos” porque continuarán con sus movilizaciones, ya que no tienen miedo de ser desalojados de nuevo con gases y chorros de agua por parte de los efectivos policiacos.
 
En apoyo a los demandantes, el teniente coronel Javier de la Cuesta detalló en un artículo de prensa que ellos deben ser reconocidos como veteranos de guerra porque participaron en una etapa concreta del conflicto.
 
“Es decir que es ‘veterano de guerra’ toda persona que haya sido llamada a las filas e incorporada a los ejércitos cuando el país se encuentra en situación de guerra”, afirmó.
 
Fuente: Notimex

(0)