Nace Belisario Domínguez, médico y político chiapaneco

belisario

Belisario Domínguez nació en Comitán, Chiapas, el 25 de abril de 1863, dentro de una familia con ideas liberales; fue hijo de Cleofás Domínguez y de María del Pilar Palencia de origen guatemalteco y buena posición económica.

Su padre participó en la defensa de Comitán en contra de los franceses y en la lucha por desgracia pierde una pierna y su abuelo participó en la guerra de la Reforma también en contra de los franceses y fue gobernador de Chiapas en tres ocasiones entre los años 1864 y 1875.

Los primeros estudios los realiza en su natal Comitán, después ingresa al Instituto de Ciencias y Artes de San Cristóbal de las Casas, donde estudia hasta la preparatoria,

En 1879 viaja junto a su hermano a Europa para seguir sus estudios de medicina y se gradúa de Médico Cirujano Partero y oculista, en 1889 recibe su título profesional, nadie imaginaría que al regresar de nuevo a la tierra que lo vio nacer, se convertiría en el médico de los pobres.

Así se distinguió, por prestar sus servicios al más necesitado, sin importar las distancias, así lo describe Pedro Guillén en sus cuadernos de lectura popular, como un hombre de baja estatura, que asciende desde un rincón humilde y bello.

Regresó de una de las más prestigiadas universidades, pero la lealtad, el amor a su tierra y gente chiapaneca lo llamó para dar de forma generosa sus conocimientos.

Poco a poco se fue transformando en misionero del bien y médico de los pobres, porque subía a caballo y recorría las zonas rurales para llegar a las humildes viviendas con su maletín hasta llegar con sus pacientes.

Todo esto sucedía en los tiempos de Porfirio Díaz que había sido un brillante soldado y quien se decía liberal y con el tiempo se alió a las clases “altas”, y no todos estaban cegados a la dictadura que se vivía, había algunos como Belisario Domínguez que estaban conscientes.

La paz que se vivía era simulada, porque no existía una libertad, porque quienes tuvieran la más mínima idea manifiesta, sería castigado en aquel tiempo de inmediato, sin que la frívola sociedad existente que rodeaba y era favorecida por Díaz le importara.

El galeno de los pobres veía en la época porfiriana desde Chiapas, la situación desolada del país, que no podía pasar desapercibido porque sabía que había en el interior del territorio hambre y sed de justicia por una gran mayoría, cuando los privilegios eran de una minoría.

La paz existente que tanto pregonaban los porfiristas, era simulada, algo que no podía callar a los liberales, porque Chiapas y todo el país sufrían una dictadura existente, la esclavitud forzada por los amos y las tiendas de raya.

En 1904, Domínguez se traslada a la Ciudad de México en una Junta Popular de Beneficencia y ahí describe su natal Comitán, Chiapas, como una comunidad donde el hospital existente fundado hace muchos años era insuficiente, con el fin de recaudar ayuda para construir otro, pronto los apoyos llegaron.

Logró reunir 2 mil, luego 5 mil pesos para iniciar la construcción del hospital, otros como los dueños de fincas apoyaron en especie con materiales o trabajadores, pero pronto el proyecto fue detenido por el gobierno del Estado.

Para entonces el médico chiapaneco ya era conocido por sus bondades, en 1880 regresa a Comitán y ahí funda el periódico El Vate, donde no podía justificar la injusticia que prevalecía durante el porfiriato.

En 1911 fue candidato por el Partido Liberal a la presidencia municipal de Comitán y gana la elección; en 1912 es elegido como senador nominado por el Club Liberal Chiapaneco.

Al morir el senador propietario, Leopoldo Gout, ocupa la vacante, el 16 de septiembre ahí mismo en el Senado, se rehúsa a estrechar la mano de Huerta, el mismo que había herido de gravedad a muchos ciudadanos y el mismo los había atendido a su llegada a México.

El 23 y 29 de septiembre su discurso es vetado por su contenido en contra de Victoriano Huerta a quien llama asesino, traidor, usurpador u vergüenza nacional y pide su renuncia.

Pero imprime y distribuye los discursos con ayuda de María Hernández Zarco. El 7 de octubre de 1913 Belisario Domínguez es sacado de la habitación del hotel que ocupaba en Tacubaya y es torturado y asesinado por Gilberto Márquez, Alberto Quiroz, José Hernández Ramírez y Gabriel Huerta.

Todos ellos habían sido enviados de Huerta, al saber la diputación chiapaneca, exigen se investigue el asesinato, la Cámara de Diputados acepta la propuesta y pide solidaridad en el Senado y se declara en sesión permanente.

Huerta exige a los diputados retiren su petición, al negarse, fueron encarcelados 110 diputados, el Senado resuelve autodisolución, éste los acusa de ser enemigos del Ejecutivo. La muerte de Belisario Domínguez descubre la aparente legalidad existente y su desprestigio va más allá de las fronteras mexicanas.

El 28 de enero de 1953 fue decretado su valor cívico y es honrado con una medalla que lleva su nombre; se otorga a los mexicanos distinguidos cada 7 de octubre en el Senado de la República.

El Mañana.com

(167)