ONU aprueba nuevas sanciones contra Corea del Norte

ONU

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas endureció unánimemente este lunes las sanciones contra Corea del Norte, imponiendo una prohibición a las exportaciones textiles del país y limitando las importaciones de crudo, tras la sexta y más poderosa prueba nuclear del país el 3 de septiembre.

La resolución fue la novena aprobada por unanimidad contra Corea del Norte desde 2016. Estados Unidos moderó un primer borrador para obtener el apoyo de Rusia y de China, un aliado de Pyongyang.

2017-09-11_09-09-04___569

El veto a los productos textiles es significativo ya que son su principal fuente de ingresos por exportaciones tras el carbón, el hierro, los mariscos y otros minerales, cuyas ventas ya se limitaron en resoluciones anteriores. En 2016, Pyongyang exportó productos textiles por valor de 752.5 millones de dólares, alrededor de un cuarto de sus exportaciones totales de 3 mil millones de dólares, según datos del Gobierno de Corea del Sur.

La resolución impone una prohibición de exportación de condensados y líquidos de gas natural, un tope de 2 millones de barriles al año para productos refinados de petróleo y un límite a las exportaciones de crudo a Corea del Norte hasta los niveles actuales. China suministra la mayor parte del crudo a Corea del Norte.

0149_kim-jong-un_620x350

Las restricciones sobre los permisos de trabajo a ciudadanos norcoreanos tendrán un coste de cerca de 500 millones de dólares anuales para el país una vez expiren los actuales visados, según Estados Unidos. Alrededor de 93 mil norcoreanos trabajan fuera de su país, de acuerdo con estimaciones estadounidenses.

China y Rusia han abogado por una resolución centrada en una salida política a la creciente crisis provocada por el programa nuclear norcoreano. Propusieron congelar los programas nucleares y de misiles del país a cambio de que Estados Unidos y Corea del Sur frenen sus maniobras militares conjuntas, una propuesta que fue rechazada por el gobierno de Donald Trump.

Corea del Sur y Japón celebraron las nuevas sanciones.

La Jornada

(264)