Pide Alan Gross a Castro permiso para visitar a su madre enferma

El contratista estadunidense Alan Gross, condenado en 2011 en Cuba a 15 años de cárcel por espionaje, pidió hoy al presidente cubano Raúl Castro permiso para una visita humanitaria de dos semanas a su madre enferma en Estados Unidos.

El abogado de Gross, Peter Kahn, indicó en una carta a Castro que la condición de Evelyn Gross, quien cumplirá 90 años el 15 de abril próximo, ha empeorado debido a un cáncer en los pulmones y que “su deseo final es ver a su hijo una vez más antes que pierda la batalla con el cáncer”.

“Nos dirigimos a usted directamente, con el conocimiento de que tiene el poder de otorgar esa petición humanitaria, como lo ha hecho en el pasado, y con la esperanza de que extenderá un gesto humanitario no solo a Alan, sino a su madre enferma”, señaló Kahn.

La petición es similar a la realizada por René González, uno de los “Cinco Cubanos” sentenciados en Estados Unidos por espionaje y quien está en libertad condicional, que ha pedido permiso para visitar en Cuba a su hermano, afectado por un cáncer en etapa avanzada.

La esposa de Gross, Judy, afirmó en un comunicado enviado por la oficina de Kahn que aprecia “plenamente” la petición de González.

“Debemos recordar que son personas reales y vidas reales que están profundamente afectadas por estas decisiones”, aseveró la esposa del contratista estadunidense.

Gross, de 62 años y quien padece de artritis crónica, ha perdido 45 kilogramos desde su detención en 2009, a lo cual se suma el hecho de que su hija Shira, de 27 años, fue diagnosticada de cáncer de seno, recibió quimioterapia y fue sometida a doble mastectomía.

El contratista ha indicado en su defensa que en el momento de su detención trabajaba en una misión humanitaria contratado por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a fin de dotar de internet a la pequeña comunidad judía en la isla.

Fuente: Notimex

(0)