Pobladores inconformes de Acuexcomac

Para llamar la atención del gobierno estatal e informarle que su comunidad ya no surtirá de agua a la zona sur del municipio capitalino, los pobladores de la junta auxiliar Santa María Acuexcomac el día de ayer desconectaron los cables de energía eléctrica que suministran la operación de dos de los cuatro pozos de agua potable.

Previo a esta medida de protesta, los habitantes efectuaron una asamblea pública en la explanada de la presidencia auxiliar, en donde expusieron sus inconformidades ante el edil Ignacio Carrillo, a quien además le exigieron encabezar la caminata hasta los dos pozos que ayer por la tarde dejaron de enviar más de mil litros de agua por segundo a familias del municipio capitalino.

“Estamos hartos de que nos den atole con el dedo, de que sigan llevándose nuestra agua para la capital y que nosotros tengamos que pagar las consecuencias porque llevamos más de 15 días sin el servicio y todo porque los gobiernos continúan llevándose el agua, sin importarles el desabasto que ya sufrimos”, expuso Celestino Ramírez Tiro, uno de los habitantes afectados.

Acompañado de más de 300 vecinos de la comunidad, el quejoso señaló que desde 1994, cuando en ese entonces gobernaba Manuel Bartlett Díaz, comenzó el martirio para el pueblo, porque las autoridades prometieron hacer obras a cambio de llevarse el agua y fue cuando perforaron cinco pozos en la comunidad, “lo malo es que hasta ahora no han cumplido”, agregó.

A gritos algunos vecinos se unieron a la queja y coincidieron en que el gobernador actual, Rafael Moreno Valle Rosas, ha mostrado desinterés para renovar el convenio de obra y por eso como pueblo decidieron frenar el suministro de agua a Puebla.

“Ya nos dejaron sin agua, ya se secó el manantial que nos surtía de agua, ya no queremos obras, ni convenio, porque ahora defenderemos nuestra agua”, fueron algunos de los señalamientos que ayer ventilaron los inconformes ante los medios de comunicación y sus autoridades auxiliares.

Aunque por más de una hora los inconformes trataron de negociar con las autoridades auxiliares a fin de lograr alternativas de solución, los esfuerzos fueron en vano debido a que la mayoría de las personas votaron por cerrar las válvulas de suministro de los pozos.

Fue así como en contingente marcharon hacia dos de los cuatro pozos que hay en la comunidad y que surten con agua al municipio capitalino para ejecutar dicha acción.

No obstante, al llegar al primer pozo, encontrado a cinco kilómetros de la zona céntrica, los inconformes intentaron cerrar la válvula pero ante el desconocimiento de la maquinaria, cambiaron esta acción por descolgar cables de alta tensión de la torre de energía que suministraba el motor del pozo. La misma dinámica aplicó en el segundo. “Queremos agua, queremos agua, queremos agua”, fueron los reclamos de los ciudadanos que gritaban mientras atestiguaban este acto de protesta.

Por su parte, el alcalde auxiliar Ignacio Carrillo expuso que en la comunidad hay seis pozos de los cuales uno ya se secó, cuatro surten a la parte sur de Puebla capital y uno más a la comunidad.

Admitió que ya no hay suficiente líquido en Acuexcomac y eso ha generado desabasto del servicio.

También mencionó que las autoridades del gobierno estatal no han hecho caso a sus demandas, ni han autorizado los pliegos petitorios en materia de obra pública que desde junio pasado a la fecha ha estado solicitando.

Más enérgico en su postura fue Paulino Azcal, presidente del Comité en Defensa del Convenio, quien culpó a los ex gobernadores de los últimos tres sexenios de no apoyar a la comunidad con obra y dejarla sin agua.

Cabe hacer mención que al cierre de esta edición autoridades del gobierno del estado no se habían presentado en la comunidad para tratar de negociar con los pobladores.

Fuente: Notimex

(2)