Ponen bajo arresto domiciliario al capitán del Costa Concordia

El capitán del crucero Costa Concordia, Francesco Schettino, fue puesto hoy bajo arresto domiciliario acusado por la fiscalía de Grosseto de homicidio culposo, naufragio y abandono de la nave encallada el viernes frente a la isla italiana de Giglio.

La juez de Indagaciones Preliminares de la central ciudad italiana de Grosseto, Valeria Montesarchio, decidió la detención cautelar domiciliaria en contra del capitán, que estaba arrestado desde el sábado pasado.

El abogado de Schettino, Bruno Leporatti, que había pedido su liberación, confirmó a la prensa que fueron realizados exámenes toxicológicos a su cliente, contra quien la fiscalía pide 15 años de cárcel.

Versiones de la prensa italiana así como opiniones de expertos consideraron que el capitán del Costa Concordia podría haber estado bajo el efecto de sustancias estupefacientes o de alcohol el día del desastre, que ha causado la muerte al menos a 11 personas.

Según los expertos en psicología y psiquiatría, Schettino demostró “un comportamiento incongruente, una regresión infantil” con “una percepción de la realidad alterada”.

El capitán se defendió este martes durante un interrogatorio, en el que aseguró que salvó a “cientos, miles de personas” y negó haber abandonado la nave, pese a las demoledoras pruebas en su contra.

“Después del choque con el escollo, la nave tuvo un ladeo de 90 grados, no podía regresar a bordo”, argumentó Schettino, sin explicar la razón por la que ya se encontraba en un bote salvavidas, mientras arriba del Costa Concordia aún había cientos de pasajeros atrapados.

La esposa del imputado, Fabiola Russo, difundió un comunicado en el que pidió comprender la “tragedia” y el “drama humano” del capitán y dijo que rechaza “con fuerza” todo “intento de deslegitimar su figura”.

Pero, una declaración del cocinero filipino Rogelio Barista dejó aún peor al oficial.

Barista relató que la noche del desastre, Schettino parecía indiferente a lo que sucedía a bordo y estaba con una mujer en espera de su cena y de su bebida.

“Miré hacia afuera para buscar al capitán y lo ví que aún esperaba su ‘drink’. Me pregunté cómo era posible que con todo lo que estaba sucediendo, él estuviera todavía esperando el postre para su huésped”, declaró.

Fuente: Notimex

(0)