Se declaran culpables indocumentados para seguir su protesta en EUA

Unos 12 inmigrantes se declararon culpables de desorden público y obstrucción de vías ante una corte de Alabama y pagaron una multa de 300 dólares cada uno, como parte de una estrategia para seguir con las protestas pro-inmigrantes.

Los 12 inmigrantes, entre ellos el activista de Chicago, Martín Unzueta, fueron arrestados en una manifestación en Alabama contra la ley antiinmigrante HB56.

Reportes de la prensa local indicaron que el lunes, los acusados acudieron a su juicio en Montgomery, Alabama, y aún cuando no cometieron ningún delito, decidieron aceptar los cargos y pagar la multa.

Los 12 inmigrantes, acusados en su mayoría por desorden público y obstrucción de vías de comunicación, fueron asesorados por el abogado de Montgomery, Winter Mike, quien se ofreció de manera voluntaria para representarlos.

El abogado valoró que el declararse culpables, liberaría a los 12 acusados de seguir acudiendo a la corte del estado.

Ocho jóvenes y cuatro padres de familia, que acompañaban a sus hijos en la protesta, fueron arrestados en el acto de desobediencia civil que concentró en noviembre pasado a más de 100 personas, la mayoría de ellos hispanos indocumentados.

La protesta fue organizada por los jóvenes que en los últimos dos años han protagonizado la lucha del movimiento inmigrante con la demanda de apoyo a la Ley Dream, que daría legalización a los estudiantes indocumentados inscritos en una universidad o las fuerzas armadas.

Uno de esos grupos juveniles lo encabezan Ireri y Tania , hijas del activista de Chicago, Martin Unzueta, a quienes este último acompañó a Alabama para participar en la protesta contra la ley HB56 .

Los manifestantes marcharon por las calles de Montgomery coreando lemas bajo la lluvia y como parte de su protesta se sentaron en un acto pacífico frente al edificio legislativo del estado, levantando carteles con frases como “Sin papeles y sin miedo”.

La policía arrestó a los jóvenes indocumentados de diferentes estados y cuatro padres de familia, a quienes esposaron y condujeron a la cárcel, donde permanecieron un par de días.

La ley HB56 autoriza a policías de Alabama a investigar el estatus migratorio de las personas que detiene en las revisiones de rutina de tránsito.

Fuente: Notimex

(0)