Se deslinda el SME de la agresión al dirigente de jubilados

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) se deslindó de los hechos violentos ocurridos el martes pasado contra Alfredo Ríos Solís, dirigente de jubilados del gremio.

En un comunicado sostuvo que esas acusaciones forman parte de una campaña de criminalización contra la agrupación, con el fin de crear un ambiente propicio para la represión del movimiento que encabeza.

El gremio cuestionó que cada vez que se reanudan las negociaciones con el gobierno federal, diversos medios informativos difunden notas sobre que miembros de la agrupación agreden a alguien.

Sin embargo aseveró que sus 16 mil 599 agremiados rechazan el uso de la violencia, condenan el ataque contra Ríos Solís y demandan a las autoridades correspondientes realizar la averiguación de esos hechos.

El SME reiteró el carácter pacífico de su lucha y su disposición para resolver el conflicto derivado de la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC), al tiempo que remarcó que dentro de la legalidad, se mantendrá firme en sus justas demandas hasta obtener una solución.

Ríos Solís fue agredido en ayer martes con un arma punzocortante, al parecer un picahielos, cerca de sus oficinas ubicadas en la zona de Tacuba, por lo cual fue trasladado al área Urgencias del Hospital Rubén Leñero.

Familiares del ex trabajador de la desaparecida Luz y Fuerza del Centro confirmaron que el dirigente de los electricistas jubilados fue dado de alta anoche, luego de ser atendido y rendir su declaración ante el Ministerio Público y ser valorado por el médico legista.

Fuente: notimex

(5)