Separados siete sacerdotes poblanos por violar celibato

Alrededor de siete sacerdotes de la arquidiócesis violaron el celibato y procrearon a un hijo, por lo que, no están al frente de ninguna parroquia y se encuentran en reflexión analizando las decisiones que tomarán.
 
Lo anterior lo dio a conocer el al arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, quien aseguró que les dio dos años a los curas para que reflexionen su situación y no descartó dar más tiempo en caso de que así se requiera.
 
Comentó que la iglesia católica marca que los sacerdotes no pueden vivir dos estilos de vida, por lo que, si se comprometieron a ser clérigos deben cumplir con su decisión, de lo contario, existen penas canónicas.
 
Al ser cuestionado en torno al caso de los sacerdotes a quienes se les detectó que habían engendrado hijos luego de llegar al arzobispado de Puebla, Sánchez Espinosa manifestó que los religiosos implicados “están en ese tiempo en que ellos tienen que definir su situación. En ese tiempo que les he dado, yo he estado dialogando con ellos y voy a seguir dialogando con ellos. Si no han solucionado su situación, pues, el tiempo se alargará”.
 
Por otra parte, respecto al caso del obispo argentino, Fernando Bargalló, quien presentó su renuncia ante el Vaticano luego de que fue fotografiado en la playa de Puerto Vallarta con una mujer en situación afectuosa, Sánchez Espinosa aseguró que debe responder a su conducta.
 
“Él tiene que responder a su conducta, la iglesia al darnos el ministerio sacerdotal presbiteral, episcopal, nos pide un estilo de vida y si no vivimos ese estilo de vida hay penas canónicas”, comentó tras la misa dominical en catedral.
 
El líder de la grey católica en Puebla descartó problemas en la fundación Cáritas ante el caso del padre que presidía Cáritas Latinoamérica.

(3)