Tras protestas, funcionarios de penales en NL son separados de su cargo

penal

Las protestas de internos de los penales del Topo Chico y Apodaca contra los malos tratos de funcionarios estatales surtieron efecto, pues la noche del martes el gobierno anunció la separación de dos de ellos de su cargo.

Mediante un comunicado, el gobierno estatal informó que “renunció por motivos personales la Comisaria General de la Agencia de Administración Penitenciaria, Rosa Manuela Félix Valles”.

Además, se dio a conocer que “ fue cesado de su cargo el Alcaide del Centro de Prevención y Reinserción Social Topo Chico, Genaro Arturo Sánchez Vázquez”.

Sin mayores explicaciones, las autoridades encabezadas por el gobernador Manuel González realizaron los cambios y, agregaron en el boletín, que “el Gobierno del Estado de Nuevo León reitera su compromiso con la seguridad al interior de los centro penitenciarios y el respeto a los derechos humanos de los internos”.

Topo Chico

El viernes pasado y a través de dos protestas simultáneas, coordinadas desde los penales del Topo Chico, ubicado en Monterrey, y Apodaca, en el municipio del mismo nombre, los funcionarios fueron acusados por internos de pertenecer a la delincuencia organizada y abusar de su poder.

Con mantas y pancartas, los presos del Topo Chico subieron a los ambulatorios de hombres y de mujeres para manifestar su repudio a tres funcionarios, los dos ya mencionados y también a Jorge Salomé Bissuet, subdirector del Topo Chico, quien se mantiene en su cargo.

Como responsable de la Comisaría de la Agencia de Administración Penitenciaria fue designado Sergio Humberto Román Robles, quien se desempeñaba como Coordinador Jurídico de la Agencia.

Como encargado del despacho de la Alcaidía del Centro de Prevención y Reinserción Social Topo Chico fue designado Sergio Javier Ramírez Meléndez, quien se desempeñaba como Subdirector Jurídico del mismo penal.

La Jornada

(13)