Un grandísimo incendio, literalmente

Un incendio que se inició hace 180 años en una mina de carbón al noroeste de China ha podido ser apagado este mes por un equipo de bomberos que llevaba trabajando en la extinción desde 1997.

El fuego fue provocado, al parecer, en el siglo XIX (dinastía Qing) por unos mineros descontentos con su capataz, en la mina Rujigou. Aunque los habitantes de la zona habían intentado apagarlo de vez en cuando, los primeros intentos serios de extinguirlo empezaron hace 10 años.

El incendio ha devorado en casi dos siglos 30 millones de toneladas, la décima parte de la reserva del yacimiento, y ha puesto en peligro a la población local, con la frecuente aparición de humeantes grietas en el suelo. Debido a la alta toxicidad de los humos, cada bombero podía trabajar cerca del incendio sólo 10 minutos, lo que eternizó las tareas.

Los incendios de larga duración en minas, muy difíciles de apagar debido a las dificultades de acceso, son frecuentes en países como China o la India.

(5)