Urge CDHDF revisión a fondo de la Ley de Migración


 La recomposición política del país ofrece la oportunidad para que la cuestión migratoria sea revisada, de manera que el Congreso retome la Ley de Migración, a la luz de la reforma constitucional en derechos humanos, señaló el tercer visitador de la CDHDF, José Antonio Guevara Bermúdez,

Al participar en la mesa Migración y Seguridad, organizada por la Oficina de la Fundación Ford para México y Centroamérica, consideró que la crisis humanitaria que supone la violación a derechos humanos de los migrantes se debe a la Ley de Migración y a las omisiones de las autoridades de los tres niveles de gobierno.

De acuerdo con un comunicado de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Guevara Bermúdez sostuvo que es responsabilidad del Estado impedir que entre particulares se cometan abusos, como son los crímenes de la delincuencia organizada contra los migrantes.

Señaló que también son causa de esas violaciones la omisión de investigar y castigar a los responsables de esos delitos, así como tener zonas de tolerancia donde se sabe que se cometen esos crímenes y nadie hace nada por detenerlos.

El tercer visitador apuntó que la Ley de Migración criminaliza la migración, porque faculta a las autoridades a detener hasta por 60 días o indefinidamente si al migrante se le ocurre hacer valer algún derecho.

Expuso que dicha ley prevé facultades de las autoridades migratorias para hacer pesquisas y generar actos de molestia a nacionales y no nacionales y con filtros migratorios que pueden ser móviles o fijos, que violan disposiciones constitucionales, como circular libremente por el territorio nacional sin portar pasaporte.

A su vez, la presidenta del International Crisis Group y ex Alta Comisionada de la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Louise Arbour, señaló que el desafío es dar protección a aquellos ciudadanos que teniendo el derecho de mantener a sus familias, tienen que hacerlo de manera ilegal o indocumentada.

Explicó que los migrantes son personas que dejan su país de origen, porque sus propios gobiernos no pueden o no están dispuestos a darles la oportunidad de sostenerse y cubrir sus necesidades básicas, “son migrantes económicos que por su propia sobrevivencia se mueven”.

En tanto, la directora del Instituto para las Mujeres en Migración, Gretchen Kuhner, señaló en las conclusiones de un Informe sobre el vínculo entre Seguridad y Migración, que el problema se sitúa en la falta de capacidad institucional para proteger a la población migrante mexicana y extranjera de la delincuencia organizada.

Las políticas de disuasión han contribuido a la actual crisis humanitaria para la población migrante indocumentada en la región, caracterizada por accidentes, extorsión y violencia durante operativos, secuestros y ejecuciones dentro de México, en la frontera, puntualizó.

 

Fuente: notimex

 

(2)