atentado

El presidente egipcio Abdel Fatah Al Sisi declaró este lunes que el choque entre varios vehículos en El Cairo que dejó una veintena de muertos era un acto “terrorista”.

Sisi presentó en las redes sociales sus condolencias “al pueblo egipcio y a las familias de los mártires muertos en el cobarde incidente de origen terrorista”, que la policía atribuyó al grupúsculo Hasm, considerado por las autoridades como cercano a los Hermanos Musulmanes.

Veinte personas murieron en El Cairo después de que un automóvil cargado con explosivos chocó con otros ante el principal hospital de cáncer del país, estallando y provocando un incendio en la parte exterior del edificio, según dijeron el lunes las autoridades.

Otras 47 personas resultaron heridas en el choque y la explosión, según el Ministerio egipcio de Salud. Algunos de los heridos sufrieron quemaduras y huesos rotos, aunque en un primer momento no estaba claro si alguno había sufrido sus lesiones cuando estaba dentro del hospital.

Un vehículo que manejaba en dirección contraria chocó con hasta tres vehículos el domingo por la noche y provocó la explosión en una conocida calle de la ciudad junto al Nilo, según el Ministerio del Interior, que no aclaró por qué iba el auto en dirección contraria. Al menos 78 pacientes fueron evacuados a otros hospitales, mientras los servicios de emergencia controlaban las llamas.

La explosión dañó la puerta principal del hospital oncológico, así como varias salas comunes y habitaciones de pacientes, según un comunicado de la Universidad de El Cairo. Su facultad de medicina emplea el Instituto como centro docente.

Las televisoras mostraron el lunes imágenes de ventanas y puertas reventadas. El Ministerio de Sanidad no detalló si entre las víctimas había personal o pacientes del hospital.

La Jornada