protesta

Aproximadamente 200 manifestantes se reunieron para protestar por la visita de Donald Trump y la primera dama Melania Trump al hospital Miami Valley, en donde se reunieron con víctimas del tiroteo ocurrido este domingo en Dayton, Ohio.

Con carteles, cánticos y la presencia del ya tradicional globo del bebé Trump, los manifestantes le exigieron al mandatario “hacer algo” para detener las masacres perpetradas por civiles fuertemente armados en el país.

En medio del debate sobre si los hechos de violencia ocurridos en Dayton y en El Paso, Texas, este fin de semana, en donde fueron masacrados 8 ciudadanos mexicanos, se trata de actos de terrorismo, el FBI ya investiga la relación de los asesinos con ideologías violentas.
Mientras tanto, los manifestantes le hicieron saber a Trump, quien no dio declaraciones a la prensa, que lo responsabilizan de alentar estos actos de violencia con su retórica anti inmigrante y de tinte racial.

Trump, quien se ha referido a las familias originarias de centroamérica que buscan ingresar a los Estados Unidos como una “invasión” y quien se refirió a los migrantes latinos y mexicanos como “violadores y criminales”, visitó ayer El Paso, Texas.

La visita de Donald Trump a El Paso se dio también en medio de la polémica y las protestas, ya que ciudadanos y hasta congresistas del Partido Demócrata le han hecho saber al mandatario que no es bienvenido en la ciudad fronteriza.

Verónica Escobar, congresista demócrata del distrito que incluye a El Paso, señaló que las palabras de Trump contra los migrantes han creado mucho dolor en la comunidad.

SDPNoticias.com