claudia

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, se reunió con mujeres activistas, quienes le reprocharon la criminalización de las protestas contra la violencia de género y le exigieron disculpas públicas por la descalificación a las marchas realizadas los días 11 y 16 de agosto.

Asimismo, señalaron fuentes que estuvieron en el encuentro, se pronunciaron porque se castigue a los responsables de las filtraciones en el caso de la adolescente presuntamente violada en Azcapotzalco y exigieron que se active la alerta de género en la capital del país.

En respuesta, la titular del Ejecutivo local les aseguró que no hay carpetas de investigación abiertas contra las participantes en las movilizaciones y que aceptó que hubo errores en el discurso en torno a las mismas, además de que se investigan las irregularidades que pudieran haberse cometido en la investigación del caso de la joven citada, incluidas las filtraciones.

En la reunión, que fue privada, participaron representes de organizaciones, como Luchadoras, quienes reiteraron su exigencia de “disculpas históricas” por décadas de violencia institucional en la Ciudad de México y el compromiso del gobierno de no criminalizar más a las mujeres.

Las fuentes consultadas señalaron que entre las feministas que participaron en la reunión estuvieron la escritora Ytzel Maya, Laura Lecuona, Tania Tagle, quienes pidieron que esté diálogo sea abierto y público.

La mandataria propuso realizar foros para establecer mecanismos y abatir la violencia contra las mujeres y se comprometió a declarar públicamente que no hay carpetas abiertas contra mujeres que participaron en las manifestaciones, así como a hacer un reconocimiento de la violencia institucional contra quienes participaron en las mismas.

Agregó que lo importante ahora es avanzar en generar un clima de paz y justicia en la ciudad, donde las mujeres se sientan seguras y que todas “sientan que la jefa de Gobierno está preocupada y ocupada por hacer acciones efectivas que avancen en la erradicación de la violencia de género en nuestra ciudad”, manifestó Sheinbaum Pardo.

La Jornada