acuerdo

El Gobierno de Estados Unidos anunció este miércoles un plan destinado a permitir la detención de las familias y niños indocumentados durante más tiempo de lo que permiten las normas actuales con el fin de frenar la avalancha de inmigrantes sin papeles que llegan de Centroamérica.

El Departamento de Seguridad Nacional explicó en un comunicado que la decisión, que será publicada en el Registro Federal este viernes y entrará en vigor en 60 días desde entonces, está destinada a poner fin al llamado Acuerdo de Flores, que desde 1997 establece medidas de protección para los niños migrantes no acompañados, desde prestaciones sociales a períodos de detención máximos.

Según el Departamento de Seguridad Nacional, ese acuerdo “originalmente debía permanecer vigente durante no más de cinco años”, pero se ha ido prorrogando sin que las Administraciones anteriores a la actual adoptaran una regla definitiva.

Peter Schey, un abogado que representa a niños inmigrantes en el caso Flores y presidente del Center for Human Rights and Constitutional Law (Centro de Derechos Humanos y Derecho Constitucional), dijo que si las nuevas regulaciones no coinciden con el acuerdo, “estarían en violación material inmediata, o incluso en desacato a la corte”.

La Crónica