gobierno

La jefa del Ejecutivo hongkonés anunció este miércoles que retirará el polémico proyecto de ley sobre las extradiciones hacia China que provocó un movimiento de protesta sin precedentes, cediendo así a una de las principales reivindicaciones clave de los manifestantes.

“El Gobierno retirará oficialmente el proyecto de ley para apaciguar por completo las preocupaciones de la población”, declaró Lam en un video difundido por sus servicios.

Este polémico texto que pretendía autorizar las extradiciones hacia China continental, fue el origen de la crisis política que sacude la excolonia británica desde hace tres meses, la más grave desde su retrocesión en 1997.

Tras las primeras manifestaciones masivas, Lam había anunciado la suspensión del proyecto a mediados de junio. Los manifestantes en cambio, temiendo que volviese a resurgir, continuaron exigiendo su retirada oficial y definitiva.

Los manifestantes ampliaron a lo largo de las semanas sus reivindicaiones para denunciar un retroceso de las libertadres y la injerencia creciente de China en la región semiautónoma.

Hong Kong atraviesa unas protestas inéditas, con acciones casi diarias que a veces terminaron en altercados.

La posibilidad de que Lam y Pekín estuvieran dispuestos a hacer concesiones, después de haber permanecido inflexibles, fue anunciada este miércoles a mediodía por varios medios hongkoneses y confirmada después por un diputado que se había reunido con la jefa del Ejecutivo.

Excélsior