claudia

A partir de la próxima semana, alrededor de 500 mil personas que habitan las alcaldías Tlalpan e Iztapalapa podrían carecer de agua potable.

Esto debido a que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) reducirá de 10 a 9 metros cúbicos por segundo el abasto del líquido proveniente del Sistema Cutzamala.

“Las presas del Cutzamala están 20% debajo del promedio. Hacemos un llamado a la población para que nos ayude a ahorrar, a hacer un uso más eficiente del agua, particularmente en riego de jardines, que representa un consumo muy importante del agua y si lo hacemos de manera más eficiente vamos a contribuir para que la zona oriente de la ciudad no tenga problemas de desabasto”, expuso la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum

La mandataria anunció que para aminorar las afectaciones la administración que encabeza, así como las alcaldías involucradas, dispondrán de un plan operativo que incluye, entre otras cosas, la distribución de agua mediante pipas.

Adelantó que se identificó también una nueva fuente de abastecimiento en la presa Madín, que dará otros 500 litros de agua por segundo, y se optimiza la operación del propio Sistema Cutzamala, con la definición de un protocolo para el trasvase de las presas, el saneamiento de filtraciones y la instalación de una planta potabilizadora.

En tanto, el director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), Rafael Carmona, dio a conocer que trabajan en acciones a corto y mediano plazo para evitar que la falta de agua en esta urbe sea un problema recurrente.

Entre ellas destacan la sectorización de la red secundaria en todas las alcaldías para mejorar el servicio a los usuarios con esquemas de control de presiones, balances hidráulicos y aumento de eficiencia.

Excélsior