miguel

Los gobiernos de Puebla e Hidalgo acordaron establecer las bases para la firma de un acuerdo que se traduzca en acciones conjuntas contra la inseguridad, la colocación de puntos de revisión; cuidado del medio ambiente, contrarrestar la presencia de talamontes; brindar apoyo a comunidades indígenas y crear la zona metropolitana en Tulancingo.

El acuerdo para iniciar la colaboración fue establecido entre el gobernador poblano, Luis Miguel Barbosa Huerta; y el mandatario hidalguense, Omar Fayad Meneses, quienes estuvieron acompañados por sus respectivos integrantes de sus gabinetes.

Dentro del rubro de seguridad, el acuerdo establece que se reforzarán las acciones en 11 municipios ubicados en territorio poblano y en siete de Hidalgo, los cuales, conforman la zona limítrofe.

Al mismo tiempo, se establecerán medidas de seguridad en coordinación con el gobierno federal para el gasoducto Tuxpan-Tula, con el objetivo de evitar que sea víctima de la delincuencia.

Las acciones que realizarán los dos gobiernos contemplan la coordinación de labores de inteligencia, establecer puntos fijos de revisión en la zona limítrofe y la coordinación de los Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad (C5s).

Los dos gobiernos buscarán crearán un plan metropolitano para la región cuente con recursos extraordinarios de la Federación y se puedan desarrollar proyectos de infraestructura de forma conjunta.

Durante el encuentro en Casa Aguayo, sede del gobierno del estado ubicada en la ciudad de Puebla, Barbosa Huerta aseguró que es una obligación establecer acciones conjuntas para contrarrestar la inseguridad.

Barbosa Huerta comentó que con el inicio de las mesas de trabajo, en próximos días, se realizará la firma del acuerdo a partir de la definición específica de las estrategias de colaboración.

Milenio