juzgado

El expresidente francés Nicolas Sarkozy (2007-12) será juzgado por la presunta financiación irregular de la campaña de 2012, después de que el Tribunal Supremo desestimara este martes el recurso presentado para evitar sentarse en el banquillo.

La investigación del llamado caso “Bygmalion” fue abierta en 2014, año en que la prensa reveló que el exmandatario superó el límite máximo de gasto permitido durante una campaña electoral, que es de 22.5 millones de euros.

El juez instructor consideró en febrero de 2017 que Sarkozy debía comparecer ante un tribunal junto con otros 13 acusados, y aunque el político conservador recurrió esa decisión, el Supremo la validó hoy.

El exjefe de Estado estimó que ya había sido sancionado por estos hechos por el Consejo constitucional en 2013, que le había obligado a devolver la cantidad que había gastado de más.

Sin embargo, esa sanción no tuvo en cuenta todos los gastos, que quedaron de manifiesto en 2014, cuando una investigación mostró facturas falsas que ocultaban las sumas astronómicas gastadas durante los mítines de campaña, organizados por una agencia de comunicación.

Economíahoy