ecuador

El presidente Lenín Moreno derogó este domingo un polémico decreto con reformas económicas que incluía una importante alza a los precios de los combustibles, con lo que suspenden de inmediato las protestas – especialmente las de indígenas- que virtualmente paralizaron a buena parte del país durante 10 días.

La decisión también dispone de la instalación de una comisión con ambas partes y otros sectores sociales para elaborar un nuevo decreto que permita equilibrar la economía estatal.

El anuncio se produjo tras una reunión entre los máximos dirigentes indígenas y el mandatario junto a su equipo de colaboradores más cercanos, en un lugar mantenido en secreto.

El decreto se mantuvo en vigencia desde el 1 de octubre y durante 12 días, pero la presión y las insistentes manifestaciones callejeras diarias en todo el país por parte de distintos sectores, lograron echar abajo la decisión que, según el gobierno, buscaba estabilizar las finanzas fiscales y reducir sustancialmente un abultado déficit.

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), Jaime Vargas, anunció que se levantan las movilizaciones antigubernamentales en todo el territorio, indicó RT.

Por su parte, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, señaló: “Hemos tenido un acuerdo […] que ha significado sacrificios de cada una de las partes”.

Agregó que estos 11 días de protesta “golpearon severamente” y defendió la labor de los policías y militares que, dijo, “han cumplido con su deber en las calles y ellos hoy también celebran la tranquilidad”, según RT.

En su cuenta de Twitter, el mandatario agregó que con dicho acuerdo se recobra la paz y se detienen el golpe correísta y la impunidad.

El Financiero