presidente

El presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, afirmó este lunes que la sentencia contra nueve líderes independentistas catalanes “significa su íntegro cumplimiento”.

En una declaración institucional tras divulgarse la sentencia del Tribunal Supremo, Sánchez recalcó que España “es una de las mejores democracias del mundo” y que el proceso judicial tuvo lugar “con plenas garantías y absoluta transparencia”.

Sánchez, que también habló en inglés para explicar mejor la posición gubernamental ante los medios extranjeros, insistió en que en la democracia española “nadie es juzgado por sus ideas ni por su proyecto político”.

Sin embargo, reiteró que “nadie está por encima de la ley” y que los dirigentes del intento secesionista de 2017 ignoraron “los derechos de la mayoría social no independentista de Cataluña”.

El jefe del Gobierno en funciones recalcó que la sentencia confirma el “naufragio” del proyecto independentista en Cataluña, que en su opinión ha “fracasado”.

Por ello, Sánchez insistió en que ahora se abre una “etapa nueva” de convivencia en Cataluña en la que la regla solo puede ser “la ley y la Constitución española”.

El líder socialista español y jefe del Gobierno en funciones resaltó además que en España las regiones tienen un “alto grado de autogobierno” que es “de los más elevados del mundo”.

El Tribunal Supremo español impuso este lunes penas de entre 9 a 13 años de cárcel a nueve líderes catalanes por el proceso secesionista ilegal de 2017, una decisión que puso final a un periodo de incertidumbre político-judicial y que marcará las elecciones generales españolas del 10 de noviembre.

La sentencia también fijó penas menores para otros tres acusados, que no tendrán que entrar en prisión, en un fallo de 493 páginas que liquida el proceso legal iniciado tras el referéndum ilegal de autodeterminación del 1 de octubre de 2017 y la posterior declaración de independencia ese mismo mes.

El Heraldo