protestas

Cataluña amaneció el martes con nuevas protestas y bloqueos al sistema de transporte tras una noche de choques de la policía con activistas que protestaban las condenas de líderes separatistas.

Las autoridades españolas anunciaron que se abrió una investigación contra el grupo que convocó a las protestas, autodenominado como Tsunami Democratic.

Tres personas fueron arrestadas y más de 170 resultaron heridas, incluyendo alrededor de 40 agentes de policía, durante enfrentamientos entre manifestantes y agentes antimotines con porras en el aeropuerto internacional de Barcelona y en otros puntos de la capital de la región del noreste de España.

En Bruselas, el prófugo expresidente catalán Carles Puigdemont participó de una protesta con decenas de partidarios de la independencia frente a la sede de la Comisión Europea.

Un juez español emitió una nueva orden de arresto internacional contra Puigdemont, cuyos colegas dijeron que está dispuesto a cooperar con la policía y las autoridades belgas.

Los enfrentamientos en Cataluña continuaron hasta bien entrada la madrugada del martes.

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, dijo el martes que las autoridades están investigando al grupo.

En un fallo histórico el lunes, el Tribunal Supremo absolvió a los políticos y activistas catalanes del crimen de rebelión por impulsar un referendo vedado el 1 de octubre de 2017 y declarar la independencia sobre la base de sus resultados. Pero los halló culpables de sedición y los condenó a penas de entre nueve y 13 años de cárcel. Además condenó a cuatro de ellos por malversación de fondos públicos y multó a tres por desacato.

El tribunal también los inhabilitó para la función pública, lo que afecta en forma directa las elecciones del 10 de noviembre próximo en las que seis de ellos se presentaban como candidatos al Congreso federal.

El veredicto probablemente será un tema central en la campaña y en los próximos años, ya que dio lugar a opiniones muy divergentes en Madrid y Cataluña horas después de emitido.

El presidente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez, convocó a iniciar una “nueva era” y exhortó a los separatistas catalanes a acatar la ley.

Excélsior