huelga

Tras una nueva amenaza de movilizarse y desquiciar la CDMX, grupos taxistas —que exigen regularización (concesiones), ajuste de tarifa y garantías laborales— aceptaron una mesa de diálogo con autoridades locales.

La organización Taxistas Unidos por México, que aglutina a sectores como Los Pantera, Frente Popular Francisco Villa y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), desactivó de manera pública la movilización que tenía convocada para hoy.

De manera paralela, las autoridades mantienen otra mesa de diálogo en la Secretaría de Gobernación con la Unión Nacional Taxista y Transporte en General, que han bloqueado vialidades en los últimos seis meses para demandar la prohibición de los servicios de transporte de personas, vía aplicaciones.

La secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, explicó que se retomarán las mesas de trabajo para revisar distintos temas relacionados con la prestación del servicio de taxi, entre ellos su situación administrativa.

Añadió que otro de los acuerdos alcanzados con Taxistas Unidos por México es mejorar la seguridad de las personas usuarias y concesionarias, así como las condiciones de operación de los taxis.

Aseguró que el gobierno está abierto al diálogo y la concertación: “Nosotros estamos haciendo un llamado al dialogo, no queremos llegar en ninguna circunstancia a otro tipo de sanciones que tengan que ver con la revisión de concesiones, estamos sentados a la mesa para la regularización, para el orden, para que nos ayuden a dar un mejor servicio a la población”.

El director general de Licencias y Operación de Transporte Vehicular, Carlos Augusto Morales, informó que revisarán la distinción de los llamados taxis piratas y su regularización mediante concesiones.

El Heraldo