miguel

Con una inversión de 4 mil millones de pesos, el gobierno del estado y el corporativo Mota-Engil pusieron en marcha la construcción de la segunda etapa de la autopista Cuapiaxtla-Cuacnopalan, la cual generará 500 empleos.

El gobernador, Miguel Barbosa Huerta, aseguró que la llegada de esta inversión abre la etapa del nuevo momento de Ciudad Modelo y del polo de desarrollo que debe tener Puebla.

“Ciudad Modelo tuvo una visión de desarrollo económico que fue desviada en sus propósitos y lo digo de manera muy clara, el propósito de origen hay que volverlo a encontrar a asumir y a desarrollar y por eso la importancia de esta obra”, apuntó. Asimismo, el mandatario agradeció a los directivos de la empresa Mota-Engil por invertir en la obra, sin embargo, reconoció que se tendrán complicaciones en su ejecución, pero de la mano de ambas partes se dará la obra en 24 meses.

En su discurso, Barbosa Huerta destacó que su gobierno sigue con el combate contra el crimen organizado y trabaja para disolver bandas criminales, por lo que resaltó la detención de 32 personas, y en materia de robo a transportistas la cifra ha disminuido.

“En mi primer mes de gobierno bajamos 15 puntos los delitos y en el segundo 16 puntos, estamos armando a Puebla con armamento, tecnología, drones, un helicóptero, compramos mil patrullas, apenas terminamos el proceso de licitación, invertiremos 150 millones de pesos en armamento”, señaló.

En su participación, José Miguel Bejos, presidente del Grupo “Mota-Engil México”, indicó que la inversión de este proyecto materializa su interés y confianza en Puebla, al cual calificó como el estado más fuerte del país.

“En este estado, en Puebla, desarrollamos proyectos de talla mundial como la repotenciación del sistema hídrico de Necaxa y la central reversible de bombeo Necaxa 700”, apuntó.

Milenio