testigo

La Cámara de los Representantes de Estados Unidos obtuvo este martes el primer testimonio de alguien que escuchó directamente la llamada de Donald Trump que desencadenó una investigación para un proceso de destitución del presidente (impeachment), cuya decisión sobre si el Senado debe abrir un juicio político será votada mañana jueves en la Cámara baja.

El teniente coronel del Ejército de EU, Alexander Vindman, principal experto en Ucrania del Consejo de Seguridad Nacional (NSC, en inglés) de la Casa Blanca, estuvo presente en la polémica llamada del pasado 25 de julio entre Trump y el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski.

“No creí que fuera adecuado”. “Me preocupó la llamada. No creí que fuera adecuado pedir que un Gobierno extranjero investigara a un ciudadano estadunidense”, afirmó Vindman, en relación a la petición de Trump a Zelenski de que investigara al hijo de su rival más peligroso de cara a las elecciones de 2020, el exvicepresidente demócrata Joe Biden.

Vindman escuchó la llamada desde la sala de crisis de la Casa Blanca junto a otros funcionarios, y al finalizar, trasladó sus “preocupaciones” al respecto a los abogados del NSC.

Vindman también confirmó a los miembros del Comité que, días antes de la conversación telefónica, escuchó al embajador estadunidense ante la Unión Europea (UE), Gordon Sondland, “hablar de que Ucrania tenía que cumplir en cuanto a ciertas investigaciones relacionadas con los Biden, si quería conseguir la reunión con el presidente (Trump)”.

“Le dije al embajador Sondland que esas declaraciones no eran adecuadas y que el NSC no se iba a implicar en ellas ni presionar por ellas”, relató Vindman.

Debido proceso. Mientras tanto, los demócratas de la Cámara baja desvelaron ayer el texto de la resolución que piensan someter a voto mañana jueves para formalizar el proceso de juicio político contra Trump.

Esa resolución establece una serie de normas para proteger el derecho a un procedimiento justo del mandatario. Además, posibilita que a partir de ahora las audiencias sean públicas y que puedan divulgarse las transcripciones de los interrogatorios a testigos.

La Crónica