carlos

Como parte de un plan integral de recuperación y conservación de la superficie vegetal de Quintana Roo, el gobernador Carlos Joaquín González y el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Víctor Manuel Toledo Manzur, entregaron a quienes viven en el ejido Laguna Om el certificado que lo acredita como Area Destinada Voluntariamente a la Conservación.

Se trata de una superficie de 35 mil hectáreas, por un plazo de certificación de 30 años, en beneficio de más de tres mil personas, mujeres y hombres, que realizan actividades productivas sustentables, además de su conservación, que les permite mejorar su economía, vivir mejor y disminuir las desigualdades sociales.

Con esta área de conservación, Quintana Roo suma 37 áreas naturales protegidas para seguir fortaleciendo el trabajo en materia de protección de los recursos naturales, de los que nos sentimos orgullosos y por lo que se impulsa un crecimiento ordenado con criterios de sustentabilidad, explicó el titular del Ejecutivo.

El mandatario estatal destacó que, con acciones como estas, se refrenda el compromiso de su Gobierno en la conservación de la riqueza natural del estado, con el convencimiento de que “por este camino lograremos alcanzar la integridad de nuestros sistemas y mejorar las condiciones de vida para nuestra gente”.

El jefe del Ejecutivo local exhortó a todos los sectores y niveles de Gobierno a trabajar juntos por el cuidado del medio ambiente, a proteger los recursos naturales que nos permitan afrontar los cambios climáticos y vivir mejor.

El titular de la Semarnat, Víctor Manuel Toledo Manzur, dijo que con esta certificación se teje entre los tres órdenes de Gobierno y productores un gran corredor biológico junto con los estados vecinos, como son Campeche y Yucatán. Con el proyecto estratégico “Conservar produciendo. Producir Conservando” se permitirá el manejo sustentable de la selva.

Diario de Quintana Roo