chicle

En el Congreso de la Ciudad de México alistan jugosas multas para las personas que tiren chicle mascado a la calle, debido a que éste daña el ambiente y la imagen urbana de la capital.

Además, el costo por remover los chicles del suelo es muy alto, pues de acuerdo con la diputada Teresa Ramos Arreola, quitar las gomas de mascar tan solo en la calle de Madero cuesta alrededor de 375 mil pesos.

“Otra cuestión es el personal que se encarga de quitarlas del suelo, ya que remover un chicle puede llegar a tomar hasta 30 minutos. Como muchas gomas han estado mucho tiempo ahí, se han convertido en masas negras que se confunden con mugre”, dijo la legisladora local.

Aunado a ello, los chicles pegados en el suelo ponen en riesgo la vida de las aves, pues al tratar de ingerirlas -al confundirlas con pan o semillas- se pegan en las patas o en el pico, además de que su consumo puede causar la muerte para las más pequeñas.

Además, representan un foco de infección y un riesgo para la salud de las personas, ya que un chicle puede albergar hasta 10 mil bacterias y hongos recogidos del medio ambiente.

¿De cuánto serían las multas?

En la iniciativa, presentada por Teresa Ramos, presidenta de la Comisión del Medio Ambiente del Congreso de la CDMX, se contemplan multas de entre mil 689 y 16 mil 898 pesos.

Este documento, que plantea reformar la Ley de Residuos Sólidos, ya fue turnada para su análisis y dictamen a la Comisión de Preservación de Medio Ambiente, Cambio Climático, Protección Ecológica y Animal.

El Heraldo