oea

La OEA aprobó este miércoles una resolución para pedir a Bolivia que llame “urgentemente” a elecciones, en un momento en que la presidenta interina, Jeanine Áñez, dijo que convocará en las próximas horas a nuevos comicios.

De los 35 miembros, la resolución obtuvo 26 votos a favor, cuatro en contra (México, Nicaragua y San Vicente y las Granadinas), cuatro abstenciones y una ausencia, en un momento en que la crisis en el país deja al menos 27 muertos.

La representante de Bolivia, Ivanna Bracamonte, votó a favor de la resolución.

El texto propuesto por Colombia y Brasil instruye a la Secretaría General de la OEA a otorgar a Bolivia todo el apoyo técnico “para que se dé inicio inmediato al proceso electoral, de conformidad con los principios de transparencia, independencia, credibilidad y confianza”.

Bolivia sufre una aguda crisis política, desatada por las denuncias de fraude en las elecciones del 20 de octubre, que precipitaron la dimisión de Evo Morales bajo la presión de protestas y de las fuerzas armadas, y la toma de poder de un gobierno interino.

Áñez anunció que convocará en las próximas horas a elecciones generales en un momento en que siguen las protestas y que Morales -quien denunció que fue víctima de un golpe de Estado- dijo que la represión de las manifestaciones constituye un “genocidio”.

La resolución insta a todos los actores políticos y a la población en general “al inmediato cese de la violencia” y pide a las autoridades garantizar “de manera plena e irrestricta” el respeto y la protección de los derechos humanos.

Hugo Cayrus, el embajador de Uruguay, propuso enmendar la resolución señalando que no había sido “invitado” a las discusiones, pero esta propuesta fue rechazada por 17 votos en contra y siete apoyos.

La Jornada