calderon

Felipe Calderón, expresidente de México, negó «categóricamente» que haya incurrido en actos de corrupción en la construcción del monumento «Estela de Luz», luego de que Gabriel Regino García, abogado de los empleados de la empresa I.I.I. Servicios, encargada de la obra, presentara una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR).

En sus redes sociales, Felipe Calderón indicó que la denuncia «no sólo es calumniosa y sin fundamento, sino que busca distraer a la opinión pública de los graves problemas nacionales: La economía va mal y la inseguridad peor».

De acuerdo con la denuncia, se acusa a Felipe Calderón de «delitos de abuso de autoridad, ejercicio indebido del servicio público, usurpación de funciones y lo que resulte».

De acuerdo con información consignada por Sin Embargo, Regino García representa a ocho personas de la empresa I.I.I. Servicios, quienes actualmente se encuentran sujetos a proceso por presuntamente haber cobrado un sobreprecio de 1,100 millones de pesos por la Estela de Luz.

El abogado declaró que Calderón presionó para que no se licitara la obra ya que no iba a estar lista para los festejos de 2010.

Cabe recordar que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo la semana pasada que el monumento del Bicentenario de la Independencia, conocido como la Estela de Luz, tuvo muchas irregularidades, por lo que pensaba poner una placa con la leyenda: «Monumento a la Corrupción».

El monumento se construyó en el sexenio de Felipe Calderón y fue muy cuestionada.

En la Cuenta Pública 2011, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) halló pagos improcedentes por 248.9 millones de pesos en la compra de acero estructural. También encontró erogaciones presumiblemente ilegales por 150.3 millones de pesos, «como resultado de la incorrecta integración de precios y de diferencias en conceptos de obra».

La obra costó más de mil millones de pesos. En su momento fue llamada también «Monumento a las Víctimas de la Guerra de Calderón».

Economíahoy.mx