autos

A partir del año 2020, se plantea que los gobiernos de la Ciudad y del Estado de México homologuen el cobro de la Tenencia Vehicular con el fin de inhibir la evasión fiscal.

Asimismo, pondrían candados para obligar a quienes compran un auto y que residen en la capital del país a emplacar en la CDMX.

El hecho es histórico debido a que sería la primera vez que ambas entidades consumen un acuerdo de esa naturaleza.

Incluso, dicha homologación ya se encuentra considerada en el proyecto de Código Fiscal de la Ciudad para el año próximo año, que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, envió antier al Congreso capitalino.

El documento en poder de los diputados, cuya mayoría es del partido de la mandataria capitalina, propone establecer un nuevo mecanismo de recaudación del impuesto sobre la Tenencia.

Lo anterior con el propósito de garantizar que los compradores de un vehículo en la Ciudad tengan su domicilio en la misma capital del país. Esto obligará a estos automovilistas a realizar en la CDMX los pagos de las contribuciones correspondientes y los trámites de gestión vehicular.

Para ello, ambas entidades propusieron adoptar el cobro del impuesto mediante una tasa única de 3 por ciento sobre el valor factura sin IVA, depreciado y actualizado, en el caso de vehículos de uso particular de hasta quince pasajeros, incluyendo motocicletas.

Los gobiernos homologarían los factores de depreciación aplicados en el Estado de México a los de la Ciudad de México, por lo que incluirán esas disposiciones en la legislación fiscal de ambas entidades.

En tanto que en el esquema de cobro mediante tasa única se aplicaría a autos cuyo modelo sea posterior a 2001. Se pasará así de un esquema de tarifa altamente diferenciada a uno de tasa única de 3 por ciento sobre el valor del vehículo.

“De esta forma se transita de un esquema con cuotas y tasas a uno de una tasa única. Es importante señalar que se seleccionó la tasa de 3 por ciento, por ser la tasa base prevista en el esquema de tarifa vigente”, lo anterior se lee en el proyecto de Código Fiscal.

La autoridad capitalina agregó que en la Ciudad de México el cambio significa sustituir tarifa por tasa única, los contribuyentes no resentirán carga impositiva adicional alguna por los ajustes realizados a la estructura de esta contribución.

En el documento, que se tendrá que aprobar en el Congreso capitalino y entraría en vigor a partir del 1 de enero, se señala que para el próximo año permanecerá el otorgamiento del subsidio de 100 por ciento al Impuesto sobre Tenencia o Uso de Vehículos para las personas físicas y morales sin fines de lucro, cuyo vehículo tenga un valor factura que no exceda de los 250 mil pesos, incluyendo IVA, y una vez aplicado el factor de depreciación, siempre que se encuentren al corriente en el pago del impuesto y de los Derechos de Refrendo del año en curso.

La Crónica