miguel

El gobernador Miguel Barbosa Huerta ordenó que se inicie una investigación y se presente una denuncia penal en contra de quienes resulten responsables de haber saqueado decenas de muebles de Casa Puebla en administraciones pasadas.

En entrevista, Barbosa Huerta reveló que la Secretaría de la Función Pública inició una investigación por la desaparición de muebles, pantallas, cuadros, laptops, entre otros artículos, la cual pudo haber sucedido entre la administración de Antonio Gali y del interino, Guillermo Pacheco Pulido.

Indicó que tras comprobar que los muebles no estaban completos, el Consejero Jurídico del Estado, Ricardo Velázquez Cruz, acudió a una notaría para certificar los muebles existentes.

Resaltó que, posteriormente, dio la orden de que se presentara una denuncia penal, contra de quienes resulten responsables.

“Hay una investigación en la Secretaría de Función Pública sobre ese tema, y no si haya o no hasta una denuncia penal por los faltantes posibles, entre las diferencias, entre lo que los otros recibieron y yo recibí, (…) mi orden fue función pública y denuncia penal”, expresó.

Destacó que en su momento él mismo cuestionó sobre los faltantes, señalando que le argumentaron que el Gobierno de Antonio Gali Fayad nunca le entregó a Pacheco Pulido un inventario de los muebles.

“Yo pregunté en su momento y me dijeron que nunca el Gobierno de Gali le entregó al Gobierno interino. No sé si sea cierto, no he corroborado ni tengo interés en corroborar. Si al Gobierno interino nunca entregaron de manera formal, como dicen en los temas del proceso penal y la cadena de custodia cuando se pierde”, apuntó.

Cabe señalar que, desde el pasado 19 de junio Barbosa Huerta dio a conocer que los fines de semana los jardines de Casa Puebla serían abiertos al público, destacando que la residencia oficial había sido desmantelada.

Al estilo del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, cuando anunció que no habitaría Los Pinos y abriría sus puertas al público, el Gobernador Miguel Barbosa Huerta dio a conocer hace unos meses que los fines de semana los jardines de Casa Puebla serán abiertos al público.

En su cuenta de Twitter, Barbosa Huerta informó el pasado 19 de julio que la residencia oficial estaba “desmantelada” y que ya se había realizado la certificación notarial.

Además, reiteró que ahí será la sede de los institutos de pueblos originarios, de la discapacidad y de la juventud.

En campaña, Miguel Barbosa descartó por completo que durante su mandato fuera a habitar la Casa Puebla, pues dijo que convertiría la residencia oficial en el Instituto Cultural para Indígenas y otro para personas con discapacidad.

Con esa decisión señaló que se generará un ahorro a las arcas estatales, pero dijo que rentará una vivienda y utilizará el Salón de Protocolos para atender a sus invitados.

MSNNoticias