miguel

Existen casos de funcionarios “menores” que han ejercido actos de corrupción, por lo que se reforzará la vigilancia hasta eliminar todo rastro de este tipo de actividad, indicó el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Dijo que se han registrado casos de corrupción en su administración, pero aseguró que todos han terminado con la destitución de los funcionarios involucrados. Los acontecimientos son en empleados de tercero o cuarto nivel y no en los primeros mandos.

Tras firmar un convenio con el Consejo Mexicano para la Mejora Regulatoria, señaló que se adquirirán 10 mil computadoras y se buscará un acuerdo con la OCDE.

Además, se atenderá cualquier denuncia de extorsión de la que pudieran ser objeto por parte de empleados de la administración, aunque algunos también suceden en el sector privado.

El Heraldo