alimentos

Si bien mucho hemos escuchado de los beneficios de llevar una buena alimentación, debemos considerar que hay algunos ingredientes que, si los comemos diariamente, tienen el poder de prevenir enfermedades.

Tenemos en nuestras manos la salud y es imprescindible hacer conciencia y conocer las materias primas que nos da la naturaleza.

En primer lugar. Debemos consumir una variedad considerable de frutas y verduras. Los colores de los alimentos tienen diferentes atributos que, además, aportan beneficios. Por ejemplo, los frutos rojos como las fresas, cerezas, frambuesas y moras azules contienen antioxidantes que son necesarios para contrarrestar los radicales libres que producen el daño oxidativo y la inflamación, asociada al cáncer.

Un alimento que no puede faltar en tu dieta contra el cáncer es la berenjena, ya que las antocianinas y el ácido colinérgico tienen propiedades antiinflamatorias y ayudan a prevenir el crecimiento de tumores.

Los vegetales crucíferos como el brócoli, coliflor y las coles de Bruselas contienen un compuesto llamado Indole-3-carbinol que es anti tumores, es decir, ayuda a que el cáncer no se reproduzca.

Los ácidos grasos Omega3 son indispensables para contrarrestar el estado inflamatorio del cuerpo que propicia el crecimiento o aparición del cáncer, por ello, consumir pescados de aguas frías como el salmón, la trucha o las sardinas, además de las semillas de linaza, chía y verdolagas es fundamental.

Los hongos adaptógenos como el reishi, shitake y maitake contienen propiedades que ayudan a reforzar nuestro sistema inmune, por lo tanto, nos fortalecen y previenen diferentes patologías.

El té verde también es un gran aliado contra el cáncer; en un estudio realizado por la Universidad de Tufts en Boston se demostró que evita la proliferación de las células cancerígenas. Otro estudio publicado por la revista Journal of Cancer indicó una asociación directa entre el consumo del té verde y un menor riesgo de padecer cáncer de mama. En otro se demostró que el té interviene en el metabolismo de los estrógenos reduciendo el padecimiento.

Hay muchísimos alimentos como las uvas moradas, el jitomate, el ajo, la cebolla, las nueces, los cítricos y las algas que tienen propiedades anticancerígenas.

Recuerda que lo importante es incluir una gran variedad de verduras y frutas en tus comidas para que obtengas todos los beneficios que los alimentos nos dan.

El Heraldo