detención

La detención del exsecretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, “ayudará a jalar la hebra de la enorme madeja de corrupción que se formó alrededor de la llamada guerra contra el narco”, consideró este jueves el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo.

Ese conflicto ubicó a México en 2018, en el lugar número 138 del ranking de corrupción mundial de 375 países evaluados, recordó el funcionario federal durante una reunión que sostuvo con integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Durazo apuntó que, en el marco de la cooperación internacional, la SSPC pondrá toda la información a su alcance a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR), al igual que de las autoridades estadounidenses que han iniciado el proceso contra el exsecretario de Seguridad Pública mexicano.

En este gobierno —sostuvo—“tenemos que combatir la corrupción en el aparato público con énfasis en los cuerpos policiales y muy particularmente en sus mandos. En este gobierno se acabaron los moches, los entres, las cuotas, la venta de patrullas, grados y ascensos”.

DISCRECIONALIDAD. “Se acabó también la discrecionalidad en el gasto de seguridad, y por supuesto la partida de seguridad nacional que no estaba sujeta a ningún tipo de restricción y cuyo uso era prácticamente discrecional”, señaló en la sede de la dependencia federal.

Durazo Montaño agregó que “en este gobierno, partimos de un principio clave: no se puede combatir al crimen organizado con el crimen uniformado”, y alertó que históricamente en México y en el mundo, “el gran crimen ha avanzado lamentablemente de la mano de la protección del crimen, por eso la vertiente inicial de la estrategia de seguridad es el combate a la corrupción” y así se mantendrá la línea.

La Crónica