mercado

Dos locatarios muertos y ocho lesionados fue el saldo del incendio que consumió la parte central de la nave mayor del mercado de La Merced, el cual se originó en el área de semillas y piñatas habilitada por los comerciantes para la temporada decembrina. Resultaron dañados al menos 630 locales y otros 100 ubicados en el acceso de la puerta 17, conocido como banquetón de comida, del inmueble ubicado en Anillo de Circunvalación y Abraham Olvera, en Venustiano Carranza.

El siniestro se inició a las 21:22 horas del día 24 y movilizó a elementos del Heroico Cuerpo de Bomberos, quienes al arribar en seis unidades para sofocar las llamas encontraron dificultades para ingresar al mercado por los puestos semifijos que se encuentran en las inmediaciones.

El director general del Heroico Cuerpo de Bomberos, Juan Manuel Pérez Cova, estimó la afectación por siniestro en unos 500 metros cuadrados, pero por la tarde de ayer las autoridades locales reportaron unos mil 200.

También acudieron efectivos de la Guardia Nacional y de la Secretaría de Marina, y mil elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana como parte del operativo de vigilancia y prevención ante la contingencia, así como personal de la Comisión Federal de Electricidad que realizó cortes en el suministro de energía eléctrica.

El subsecretario de Gobierno, Arturo Medina, informó que las muertes fueron por electrocución, al parecer por un cable de alta tensión que se desplomó. Se trata de un hombre que atendía un puesto de comida y una mujer dedicada a la venta de servilleteros, tortilleros y saleros de plástico, quienes presumiblemente pretendieron sacar su mercancía y ayudar a sofocar el fuego.

Mientras los ocho heridos no requirieron ser trasladados al hospital y fueron atendidos en el lugar por lesiones menores como torceduras, contusiones, un golpe en la barbilla, intoxicaciones menores y crisis nerviosas.

Ayer por la tarde, personal de la Secretaría de Obras y Servicios inició los trabajos de recolección de cascajo, fierros retorcidos de las estructuras, básculas, ollas y balanzones de los locales, así como piñatas calcinadas en unos 50 camiones de carga, con capacidad de más de seis metros cúbicos, con destino a los diferentes centros de transferencia.

En menos de una semana van tres conflagraciones en mercados públicos: la madrugada del domingo una consumió 181 locales de 252 en el mercado de San Cosme, y el lunes, en el mercado Abelardo L. Rodríguez se consumieron tres locales.

La Jornada