españa

El gobierno español declaró “persona non grata” a tres diplomáticos bolivianos y les dio 72 horas para abandonar el país, en represalia por la decisión de Bolivia de expulsar a la encargada de Negocios y al cónsul de España, en medio un incidente diplomático.

“En reciprocidad al gesto hostil del hobierno interino de Bolivia (…), España ha decidido, a su vez, declarar persona non grata a tres miembros del personal diplomático y consular boliviano acreditado en nuestro país y darles un plazo de 72 horas para abandonar España”, subrayó un comunicado oficial.

La respuesta llega luego que la presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, dio 72 horas a una diplomática española que visitó el viernes a la embajadora de México en La Paz, María Teresa Mercado, en lo que el gobierno español definió de “visita de cortesía”, después de que México denunciara un incremento de la presencia policial boliviana en torno a la residencia de Mercado y la propia Embajada en días anteriores.

“El gobierno constitucional que presido ha decidido declarar persona non grata a la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, a la encargada de negocios de España en Bolivia, Cristina Borreguero, al cónsul de España en Bolivia, Álvaro Fernández, y al grupo de los presuntamente diplomáticos encapuchados y armados”, informó la presidente Áñez horas antes.

Milenio