sale

La embajadora mexicana María Teresa Mercado salió esta mañana del aeropuerto de La Paz, un día después de que la Presidenta interina boliviana, Jeanine Áñez, la declaró “persona non grata” y exigiera su retiro.

La diplomática dejó la residencia ubicada en la zona sur de la capital boliviana tras un “control efectuado por un grupo de movilizados denominados ‘La Resistencia’ que instaló una vigilia muy cerca del inmueble”, aseguraron los medios bolivianos Página Siete y La Razón.

El grupo de civiles que «controla» el acceso al fraccionamiento donde se ubica la residencia de la embajada mexicana, se suma a unas dos decenas de policías bolivianos, que hasta la semana pasada llegaron a rebasar la centena, y que eran apoyados por drones.

Luego, escoltada por una caravana de automóviles diplomáticos y de seguridad, la embajadora Mercado llegó al aeropuerto de El Alto donde sin compañía tomó un vuelo comercial hacia las 7:50 horas (11:50 GMT).

El vuelo partió rumbo a Lima, Perú, donde tras una escala viajará a Guayaquil, en Ecuador, y luego el tramo final que la trasladará a la Ciudad de México, informó Los Tiempos.

ContraRéplica