transporte

A finales de enero, la mayoría de las rutas del transporte público contarán con la modernización, señaló el titular de la Secretaría de Movilidad y Transporte, Guillermo Aréchiga Santamaría, quien aseguró que muchos concesionarios han cerrado contratos para adquirir estas herramientas, sin embargo, no dio cifras.

No obstante, transportistas insisten en que la modernización en sus unidades es costosa en exceso, por lo que la mayoría no ha podido adquirir las cámaras y botones.

En entrevista, el funcionario estatal aseguró que no habrá prórroga para los transportistas y se tomarán las medidas correspondientes luego de que finalice el plazo para los concesionarios que no realicen estas modificaciones a sus unidades. Cabe mencionar que éste vence el 12 de febrero de 2020.

Aréchiga Santamaría insistió que muchos de los transportistas han firmado contratos durante estos días para la adquisición de dichos equipamientos tecnológicos, por lo que durante las próximas fechas estos equipos serán instalados; asimismo, confió que para finales del mes de enero la mayoría de rutas contarán con estas medidas.

Respecto al número actual de unidades que ya cuentan con estos equipos y están conectados a C5, evitó dar una cifra, aunque aseveró que la mayoría se encuentran en la zona metropolitana del estado.

“Hay muchas unidades en proceso de instalación, hay otras rutas en conjunto que toman decisiones y firman contratos yo estimo que la mitad hacia finales tendremos un trabajo intenso para la instalación. Llegados los plazos tendremos que actuar conforme a la norma pero quiero dejarlo claro que no hay ninguna prórroga”, apuntó.

Cabe recordar que el gobierno estatal acordó en octubre pasado una serie de modificaciones a las unidades de transporte de los concesionarios, lo cual permitió el incremento a la tarifa del transporte público, de 6 a 8.50 pesos. Entre las adecuaciones son: cámaras de alertamiento, botones de pánico, y sistema GPS.

Por incumplir, habrá corralón

En días pasados, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, advirtió que el concesionario del transporte público que no cumpla, será sancionado con el envío de sus unidades al corralón, así como el retiro de los permisos.

El mandatario anunció que es cuestión de días para que se publiquen los reglamentos a los que tendrán que someterse los concesionarios y choferes de las unidades del transporte público.

Cabe recordar que el gobierno del estado dio como plazo 120 días para que los concesionarios cumplan con la modernización del parque vehicular del transporte público, y este vence el 12 de febrero de 2020; por ello, aquel que no cumpla, el gobierno le recogerá la unidad para ser trasladada al corralón, y se le podría revocar la concesión en caso de reincidencia.

El gasto promedio que los concesionarios deben destinar por cada unidad va entre los 15 a 30 mil pesos, pues se tienen que instalar equipos de video vigilancia, botones de pánico compatibles con el Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Computo (C5) y al Consejo Estatal de Seguridad Pública (C-4), con el fin de atender de manera oportuna cualquier acto delictivo.

En su momento, el gobernador dijo que solo 3 mil 500 de los 14 mil 350 concesionarios han cumplido parte de las condiciones que el gobierno del estado les estipulo, para recibir subsidio.

Milenio