gana

La esgrimista Paola Pliego debe recibir una indemnización de 15 millones de pesos por parte de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), a causa de los daños que le causó el organismo cuando en 2016 la acusó de dar positivo a un control antidopaje a solo unos días de competir en los Juegos Olímpicos de Río 2016, lo que mermó su debut en la magna justa.

Esta es la primera vez en la historia del deporte mexicano que un deportista de selección nacional gana una demanda por daños y perjuicios al máximo órgano rector del deporte del Gobierno Federal.

El juez 14 cívico de la Ciudad de México falló en favor de la deportista nacida en Querétaro, México y quien desde el año pasado se naturalizó para representar a Uzbekistán y buscar con esta nueva nacionalidad su clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
Pliego Lara fue acusada de consumir modafinil

En julio de 2016 Pliego Lara fue acusada de haber consumido modafinil, según muestras anti dopaje recogidas por el laboratorio que tenía Conade operando bajo el aval y certificación de la Agencia Mundial Antidopaje. A causa de dicha acusación, Paola no viajó a Río 2016 y no pudo competir con el resto del equipo de sable femenil que representó a México en la justa carioca.

Desde el verano de 2016, Paola contó con asesoría legal y sometió a escrutinio desde el protocolo bajo el que se tomaron las muestras, hasta la apertura de la muestra B.

Al quedar en evidencia la falta de pericia para manipular, analizar y dictaminar los resultados de las muestras recabadas, el Laboratorio Antidopaje de México perdió la certificación de la Agencia Mundial antidopaje y fue suspendido.

El Heraldo