hospital

El Gobierno de la Ciudad de México desistió del recurso de revisión que interpuso contra la sentencia de amparo que favorece a un grupo de vecinos del pueblo de Contadero que se oponen a la construcción del Hospital General de Cuajimalpa.

En total se presentaron tres desistimientos, uno de la Consejería Jurídica y de Servicios Legales, y dos de las secretarías de Salud y de Obras y Servicios.

“Por así convenir a los intereses de mi representada a su entero perjuicio, por este conducto me desisto del recurso de revisión para los efectos legales procedentes”, se lee en el documento firmado por Félix Azuela Bernal, director general de Servicios Legales de la consejería, en representación de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Los documentos fueron presentados ante el séptimo tribunal colegiado en materia administrativa.

El 18 de enero de 2019, el juez primero de distrito en materia administrativa dictó una sentencia de amparo que ordena que la autoridad no podrá iniciar una obra pública en los predios donde comenzó la construcción en diciembre de 2016.

También ordena realizar una consulta pública a los habitantes de la Ciudad de México, incluido el pueblo indígena de Contadero.

Asimismo, ordena a la autoridad tramitar y obtener dictámenes, permisos o licencias, específicamente la autorización en materia de impacto ambiental y su evaluación.

En entrevista, el consejero jurídico, Néstor Vargas, explicó que el desistimiento se trató de una estrategia jurídica del gobierno capitalino a fin de que cause estado el amparo promovido contra el proyecto de la administración anterior y se dé continuidad al nuevo proyecto que propone la jefa de Gobierno.

Abundó que el proyecto de la mandataria busca cumplir con todos los requisitos administrativos, como la realización de una consulta y la manifestación de impacto ambiental.

Se cumplen cinco años

“Se hizo una licitación en la administración pasada, y en contra de esa licitación, de esas obras, de ese hospital, de ese proyecto en específico presentaron su amparo los quejosos; entonces, ya no estamos con ese proyecto, estamos en otro de un hospital que necesita la zona.

“Es otro proyecto que se está presentando; vamos a hacer las consultas y vamos a recabar los requisitos que no se habían recabado en el pasado”, apuntó.

Pasado mañana se cumplirán cinco años del incendio ocurrido en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa a causa de una fuga de una pipa de gas, donde fallecieron siete personas, entre ellas cuatro recién nacidos, y más de 60 personas resultaron heridas.

Además, 70 por ciento del hospital quedó derrumbado y el mercado, ubicado a un costado, también reportó afectaciones.

Desde aquella fecha las autoridades han buscado construir un hospital en la zona; sin embargo, vecinos de Contadero alegan que el edificio provocaría problemas de movilidad y al medio ambiente.

La Jornada