emilio

El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, desvió 83 millones de pesos de la empresa productiva del Estado mediante una universidad, que a su vez contrató empresas fachada a las que se les otorgaban contratos para sacar el dinero con fines personales o electorales.

Así lo reveló el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto Castillo, quien precisó que Lozoya Austin, hoy prófugo de la justicia, utilizó el mismo mecanismo de la Estafa Maestra para allegarse de los recursos.

El titular de la UIF detalló cómo Emilio Lozoya trazó la estrategia financiera para distraer estos dineros de las arcas de Pemex.

“Éstos son casos nuevos, esto tiene que ver con Pemex en la administración del señor Emilio Lozoya. Es un caso de 83 de millones, donde se utiliza nuevamente a una universidad y esa universidad contrata empresas fachada”, aseveró.

En este caso —agregó— lo que se encontró en la administración fue la generación de empresas fachada, esas empresas fachada eran constituidas y competían ilícitamente contra los empresarios porque ganaban los contratos y estas empresas, a tres o cuatro meses de haber ganado millones de pesos, desaparecían.

Dijo que el dinero era trasladado a cuentas particulares, de ahí se sacaba y por trasladores de valores era llevado a distintos lugares de la República, e inclusive, fuera de las fronteras nacionales. “Evidentemente distrayendo recursos públicos para fines de naturaleza personal o electoral”, recalcó.

Al participar en la Plenaria de Morena en el Senado, Santiago Nieto recordó que esta administración fijó como estrategia combatir la estructura financiera del sicariato de los cárteles del narcotráfico.

Dijo que esto ha permitido congelar cuentas y combatir el lavado de dinero. Sin embargo, mencionó que hay que minar también la corrupción política de grupos locales, que le da protección a estas organizaciones delincuenciales.

La Crónica